picaduras de insectos

Con la llegada del verano, comienza también la temporada de las picaduras de insectos. Da igual si te vas de viaje al extranjero, si vas a la playa o a la montaña o si te quedas en casa. En todas partes puedes terminar lleno de esas molestas picaduras. Aún y así, hay muchas opciones en tus manos para intentar mejorar esta situación. Es por eso que te presentamos unos consejos sobre los tipos de picaduras que se pueden encontrar en España, la mejor forma de prevenirlas y, lo más importante, qué hacer cuando ya os han picado.

Las picaduras de insectos más frecuentes en España

En invierno los insectos están dormidos u ocultos por las bajas temperaturas. Por eso las picaduras son más comunes en verano. El calor y la humedad forman el ambiente ideal para la mayoría de insectos, por lo que en los hogares cerca de ríos y lagos aún aumenta más el riesgo.

En España los peligros derivados de las picaduras de insectos son muy bajos, puesto que la mayoría son de mosquitos. Sus consecuencias no serán más que una ligera hinchazón y algo de escozor. Otra opción, ya algo más dolorosa, son las picaduras de abeja y avispa. Pero estos insectos no suelen picar sino se los molesta, a diferencia de los mosquitos. Finalmente están las medusas, cuyo número está comenzando a aumentar en muchas playas españolas. Sus picaduras pueden producir efectos muy variados dado que hay múltiples especies, por eso lo mejor es no bañarse si las ves en el agua.

Trucos de prevención para picaduras

La mejor forma de prevenir las picaduras de insectos es usando repelentes. Existen diversos métodos: velas, inciensos, sprays, pastillas… También puedes evitar su presencia colocando mosquiteras en las ventanas o cerrándolas, sobre todo por la noche. Y, por supuesto, siempre es mejor usar camisetas de manga larga y pantalones largos cuando se salga (sobre todo, si vas a la montaña). El aire acondicionado también se ha demostrado que puede repeler a los mosquitos así que, a cerrar las ventanas y a ponerlo en marcha.

Qué hacer en caso de picadura

Pero que te van a terminar picando, o a alguien de tu familia, es un hecho inevitable. Por lo que es vital saber cómo actuar en ese caso.

Como ya hemos dicho, las picaduras de mosquitos no suelen presentar grandes complicaciones. Para aliviar el escozor y la hinchazón existen cremas específicas que puedes comprar en farmacias y para-farmacias. También están los líquidos en base de amoniaco y, como último recurso, los antihistamínicos.

Si la picadura es de abeja o avispa, lo primero es saber si la persona es alérgica a su veneno. Si lo es o lo desconoces, entonces lo mejor es ir directamente al médico. En caso contrario, se puede limpiar con agua y jabón desinfectante y luego aplicar frío (en gel, hielo o una compresa de agua fría). También se pueden aplicar productos de amoniaco para eliminar poco a poco el veneno. Si se ha quedado el aguijón dentro, habrá que extraerlo con unas pinzas y sin apretar.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.