picaduras de insectos

Con la llegada de la primavera y del verano, comienza también la temporada de las picaduras de insectos. Da igual si te vas de viaje al extranjero, si vas a la playa o a la montaña o si te quedas en casa. En todas partes puedes terminar lleno de esos molestos picotazos. Aun así, hay muchas opciones en tus manos para intentar mejorar esta situación.

En este artículo te explicamos cuáles son las picaduras de insecto más comunes en España, cómo identificarlas y los trucos para prevenirlas. Y, lo más importante, qué hacer cuando ya te han picado.

Las picaduras de insectos más frecuentes en España

En invierno los insectos están dormidos u ocultos por las bajas temperaturas. Por eso las picaduras son más comunes en verano. El calor y la humedad forman el ambiente ideal para la mayoría de los insectos, por lo que en los hogares cerca de ríos y lagos aumenta más el riesgo.

En España los peligros derivados de las picaduras de insectos son muy bajos, puesto que la mayoría son de mosquitos que no transmiten enfermedades peligrosas. Sus consecuencias no serán más que una ligera hinchazón y algo de escozor.

Otros insectos que podrían picarnos son las abeja y avispa. Pero estos, a diferencia de los mosquitos, no suelen atacar si no se los molesta.

Bastante menos frecuentes son las picadas de moscas, arañas, hormigas, chinches, garrapatas y pulgas.

Finalmente, están las medusas, que nos son insecto, pero cuyo número está comenzando a aumentar en muchas playas españolas. Sus picaduras pueden producir efectos muy variados dado que hay múltiples especies, por eso lo mejor es no bañarse si las ves en el agua. En este artículo te explicamos cómo actuar si te pica una medusa.

picaduras de insectos foto

¿Cómo identificar los tipos de picadura?

Las picaduras de insectos comunes en nuestro país no suelen ocasionar efectos secundarios graves, pero es importante reconocer aquellas que sí pueden ser un peligro para la salud. Por eso es saber reconocer una punción de otra es clave para poder actuar de la manera más eficaz y rápida.

Las fotos de picaduras de insectos pueden ser de ayuda a la hora de identificar qué insecto nos ha picado. Sin embargo, tener claras las características de las diferentes picaduras puede ser de ayuda cuando nos encontramos en entornos naturales sin acceso a internet.

A continuación, repasamos las peculiaridades de las punciones de insectos más frecuentes en España:

Mosquito

La picadura de mosquito suele dejar un bulto localizado en la piel y una sensación de picor que desaparece después de algunas horas. Estas picaduras no suelen ser peligrosas, salvo en los casos en los que la persona sufre de alergia a las picaduras.

Abeja o avispa

Distinguir este tipo de picaduras es bastante fácil porque verás claramente un punto central en la zona inflamada que es la marca del aguijón. Las abejas al atacar pierden el aguijón por lo que muchas veces se queda en la piel y hay que extraerlo delicadamente para evitar que el veneno nos irrite aún más. Las picaduras de abejas y avispas producen dolor y pueden provocar reacciones más graves sobre todo en los niños.

Pulga

Estos insectos pueden picarnos en lugares al aire libre frecuentados por animales y a veces pueden aparecer en los hogares transportados por nuestra mascota. Las picaduras en este caso suelen ser varias y concentradas en una zona. Los efectos son inflamación y picor que puede durar incluso días o semanas.

Garrapata

Suelen atacar zonas más escondidas y húmedas del cuerpo como axilas, ingles o cuero cabelludo. Al tratarse de un parásito, muchas veces encontrarás la garrapata aún adherida a la piel. La suya es más bien una mordedura que no provoca dolor, pero deja la zona alrededor de un color rojo. Hay que tener mucho cuidado al remover el bicho para que su cabeza no se quede en la herida. Estos insectos pueden ser portadores de enfermedades y es recomendable consultar a un médico lo antes posible para tomar todas las medidas necesarias.

Chinches

Las chinches suelen estar escondidas en las hendiduras de los muebles o en las grietas de paredes y suelo. En la mayoría de los casos actúan por las noches mientras dormimos, por eso también se les llama chinches de las camas. Como las pulgas suelen producir varias mordeduras y lo más típico es que aparezcan 2 o 3 protuberancias rojizas en fila.

Hormigas

Algunas hormigas también pueden provocar irritación con sus mordeduras. En este caso el dolor es inmediato y se produce una ampolla.

Trucos de prevención para picaduras

pareja utiliza ropa de manga larga para prevenir picaduras de insectos en la montaña

La mejor forma de prevenir las picaduras de insectos es usando repelentes. Existen diversos métodos que podemos emplear según la situación.

En casa, por ejemplo, podemos aprovechar el efecto repelente de las velas, inciensos, espray, pastillas y difusores de aceites esenciales. También puedes evitar su presencia colocando mosquiteras en las ventanas o cerrándolas, sobre todo por la noche. El aire acondicionado también se ha demostrado que puede repeler a los mosquitos así que, a cerrar las ventanas y a ponerlo en marcha.

Cuando salimos al aire libre es recomendable usar camisetas de manga larga y pantalones largos, sobre todo, si vas a la montaña. Hay que tomar precauciones especialmente con los niños que pueden tener reacciones más graves a las picaduras de insectos. Si vas de excursión en familia, es recomendable llevar repelentes de insectos en tu botiquín de primeros auxilios, vestir ropa adecuada.

Durante las vacaciones, sobre todo si nos encontramos en otro país, además de las medidas anteriores es oportuno informarse sobre las vacunas recomendadas. De este modo, podremos tomar las medidas adecuadas para evitar enfermedades transmitidas por insectos.

Las personas que sufren de alergia a las mordeduras y picaduras de insectos siempre tienen que llevar consigo epinefrina.

Qué hacer en caso de picadura o mordedura de insecto

el mosquito es la causa más común de picaduras de insecto en España

A veces, aunque tomemos las precauciones no hay manera de evitar las picaduras de insectos. Por lo que es vital saber cómo actuar en ese caso.

Como ya hemos dicho, las picaduras de mosquitos en España no suelen presentar grandes complicaciones. Para aliviar el escozor y la hinchazón existen cremas específicas que puedes comprar en farmacias y parafarmacias.

Los remedios naturales como algunos aceites esenciales o los extractos vegetales también pueden ser muy eficaces para reducir el picor.

También, están los líquidos en base de amoniaco y, como último recurso, los antihistamínicos. Estos medicamentos pueden producir sensibilización si se abusa de ellos. Por lo que se deberían utilizar solo bajo indicación médica.

Si la picadura es de abeja o avispa, lo primero es saber si la persona es alérgica a su veneno. Si lo es o lo desconoces, entonces, lo mejor es ir directamente al médico. En caso contrario, se puede limpiar con agua y jabón desinfectante y luego aplicar frío (en gel, hielo o una compresa de agua fría). También se pueden aplicar productos de amoniaco para eliminar poco a poco el veneno. Si se ha quedado el aguijón dentro, habrá que extraerlo con unas pinzas y sin apretar.

Frente a la aparición de múltiples picadas en el cuerpo y sensación de escozor es oportuno acudir a un médico para un correcto diagnóstico y un tratamiento personalizado que nos permita prevenir un empeoramiento de la situación.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.