Pintar mandalas, una técnica efectiva para gestionar la ansiedad y el estrés

Pintar mandalas es una de las últimas tendencias en el mundo de las terapias para la gestión del estrés. Si tienes hijos, probablemente ya habrás visto estos patrones en los libros para colorear en venta en las librerías y quioscos de periódicos. Eso es porque pintar es considerada una de las actividades que estimula la mente y contribuye al desarrollo de la psicomotricidad fina en los más pequeños. Pintar mandalas trabajaría, en específico, la percepción de uno mismo.

Sin embargo, los beneficios de los mandalas son muchos más y los podemos aprovechar a cualquier edad. Incluso pueden ser la vía más divertida y económica para relajarse y aliviar las emociones negativas causadas por el estrés.

¿Qué significa mandala?

La palabra mandala procede del sánscrito y significa círculo sagrado o terminación. Aunque es posible encontrar mandalas también de forma cuadrada o rectangular, este tipo de expresión artística se basa en el círculo como representación del universo. De todo modo, el principio sigue siendo el mismo: un dibujo complejo con un punto focal de forma circular o figuras simétricas.

En las culturas hindúes y budistas el mandala representa la fuerza que regula el universo y se usa como una herramienta de apoyo para la meditación. Inicialmente eran actividades que se utilizaban durante las ceremonias religiosas, pero con el tiempo la práctica de estas creaciones se ha extendido.

Los monjes budistas, siguen realizando estas obras utilizando arena de colores, una técnica que requiere práctica y una gran atención. La realización de un mandala con arena puede llevar días de duro trabajo y cuando se acaba la obra se deshace y la arena se distribuye entre los presentes para aprovechar su poder curativo. En esta práctica el mensaje es claro: hay que aprovechar la paz del momento, porque nada es para siempre.

En las últimas décadas, la difusión de los mandalas en todo el mundo ha hecho que se desarrollaran otras técnicas más accesibles y prácticas y que permitan conservar la obra.

Los beneficios de pintar mandalas

Hoy en día se han difundido en todos los países y, aunque su realización haya mudado un poco de la forma original, los beneficios de pintar mandalas siguen siendo los mismos:

  • Decorativos: Puedes usarlos para decorar objetos o determinados rincones de tu casa.
  • Relajación: Elegir los colores, colorear sin salir de las líneas y respetar los patrones. Pintar mandalas requiere cierto grado de concentración que te mantendrá alejado de las preocupaciones cotidianas. Al menos por un tiempo.
  • Terapéuticos: Estimula el hemisferio izquierdo del cerebro aliviando las emociones que nos causan ansiedad, rabia, depresión, etc.
  • Autoconocimiento: El tiempo invertido en esta actividad es un tiempo que te dedicas a ti mismo, para escuchar y explorar tu mundo interior.

Pintar mandalas es también una manera de expresar la propia creatividad. Cada uno puede aprovecharlos para trabajar necesidades específicas o, simplemente por placer.

Pintar mandalas para aliviar el estrés

Hacer mandalas se considera una actividad de arteterapia. En este sentido se entiende como la representación de tu universo y puedes expresarte en el de la forma que más te guste. Utilizando los colores que más te agraden.

En las manos de profesionales, los mandalas son un material precioso para entender el estado de ánimo de sus pacientes. A través del uso de los colores que haga una persona, se pueden entender muchas cosas.

Por ejemplo, el blanco corresponde a la perfección, mientras el negro se asocia a la muerte. El rojo es un color masculino que se relaciona con la pasión y el amor. El verde se interpreta como equilibrio, crecimiento y esperanza. Existen asociaciones de significado para todos los colores, pero pueden variar según la cultura a la que pertenezca una persona.

Hay que destacar que el significado de los colores es indicativo y sólo un profesional puede hacer una lectura apropiada de un mandala pintado por un paciente, también en base a su historial.

En el Irvine Cancer Center de California, por ejemplo, el mandala y otras formas de arteterapia son empleadas para ayudar a los pacientes diagnosticados de cáncer a enfrentar la enfermedad.

Algunos experimentos han demostrado el poder de los mandalas para reflexionar sobre el propio estado emocional y restablecer el equilibrio mental de las personas sometidas a fuerte estrés.

Técnicas fáciles para pintar mandalas

Si quieres experimentar el poder sanador de pintar mandalas, te damos algunos consejos para empezar:

  1. Colorear desde el centro hacia fuera es una técnica que ayuda a exteriorizar las emociones.
  2. Pintar de afuera hacia dentro, en cambio, te permite conectar contigo mismo.
  3. Intenta mantener siempre la misma dirección cuando pintes un mandala.
  4. Puedes elegir los colores o dejarte llevar por la intuición, en este sentido no hay reglas. Cada mandala es único porque expresa el universo de quién lo realiza.

En cuanto al tipo de pintura (lápiz, rotulador, témpera, etc.), tú decides la que más te inspire. Nuestro consejo es intentar ser tú mismo, ¡es tu ocasión para conocerte mejor!

¿Dónde encuentro mandalas para pintar?

La moda del mandala ha hecho que este tipo de arte sea cada vez más accesible. Por internet encontrarás muchos mandalas descargables o, si prefieres, puedes buscar en librerías en la sección manualidades.

Si las formas y los patrones de los mandalas despiertan tu interés, también puedes crear tus mismos mandalas. Aquí te dejamos un video con técnicas fáciles para dibujar mandalas.

Pintar mandalas es una actividad que puede traer muchos beneficios a cualquier edad. Si sientes que estás pasando por un período de estrés intenso que te genera ansiedad, intenta gestionarlo a través de la meditación y otras actividades relajantes. Recuerda que pintar mandalas es una terapia muy eficaz para quitar el estrés.

La próxima vez que compres un libro para colorear para tus hijos, aprovecha y escoge uno de mandalas para ti. Aprovecharás para acompañar a tus peques en una actividad muy agradable a la vez que rebajarás tus niveles de estrés.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.