piojos y liendres

Según una encuesta elaborada por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria y el Centro de Atención de la Pediculosis, 4 de cada 10 hogares con niños en edad escolar ha tenido piojos alguna vez. Y es que los piojos y liendres pueden aparecer en cualquier época del año y con cualquier tipo de pelo. La clave está en prevenirlos y en eliminarlos cuando se detectan.

Tener piojos no tiene nada que ver con el pelo limpio o sucio, largo o corto, verano o invierno. Son muchas las situaciones en las que se pueden propagar, toallas compartidas, selfies o juegos con amigos… Las posibilidades son infinitas, pero no hay que alarmarse.

Piojos y liendres, ¿cuál es la diferencia?

Lo primero que tenemos que aprender para combatir los piojos es saber diferenciar piojos y liendres.

Los piojos son parásitos de unos 2-3 milímetros que viven en el cuero cabelludo y se alimentan de sangre. Las zonas donde suelen estar son las más calientes y oscuras como detrás de las orejas o en la nuca.

Los piojos no pueden sobrevivir sin alimentarse más de uno o dos días.

Por otro lado, las liendres son huevos de los piojos. Su color es blanco o marrón claro, tienen el tamaño de un grano de arena y se adhieren al cuero cabelludo. Se suelen abrir a los ocho días.

El ciclo de vida es el siguiente:

  • Cada hembra adulta pone entre 150 y 300 huevos a lo largo de su vida.
  • Las liendres se pegan al cuero cabelludo y se abren en 8 días.
  • La ninfa madura del día 11 al 22, se convierte en adulta y se vuelve a reproducir poniendo nuevas liendres.

¿Cómo se transmiten?

Existen diversas formas de transmisión de los piojos, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Contacto de cabeza a cabeza (realizando algún juego entre niños, por ejemplo).
  • Compartiendo objetos para la cabeza ya infectados como toallas, peines, gorros, capuchas, bufandas etc.
  • Contacto con otros textiles como ropa o sábanas o juguetes como peluches.

Por el contrario, los piojos no se transmiten a través de los animales domésticos.

Generalmente se detectan por el picor o porque se ve la presencia de piojos. Puede darse el caso de que no se sienta picor y haya presencia de piojos y liendres.

Paso a paso para eliminar piojos y liendres en un día

Si estás seguro de que tu hijo o hija tiene piojos es el momento de actuar cuanto antes para eliminarlos. Te contamos cómo quitar piojos y liendres paso a paso.

  1. Examen de la cabeza. Examina bien la cabeza del niño o niña bajo la luz del sol y dividiendo el pelo en mechones. Busca en las zonas preferidas de los piojos como detrás de las orejas y en la nuca. Los piojos son más fáciles de ver con el cabello mojado y las liendres con el cabello seco. Las liendres, suelen estar adheridas a la base del cabello y para encontrarlas tendrás que mover el pelo en distintos ángulos de luz.
  2. Aplicación del tratamiento. Los productos pediculicidas tienen diversas presentaciones como loción, gel o champú y pueden ser sprays o pulverizadores. Se aplican con el pelo seco para que el producto no se diluya y se reduzca su eficacia.
  3. Retirada de piojos y liendres. Después de aplicar el tratamiento contra los piojos y liendres es aconsejable retirar los parásitos muertos. En el caso de las liendres la retirada es especialmente difícil ya que se encuentran adheridas a la raíz del pelo. Para eliminarlas es necesario utilizar una lendrera que tenga púas de acero inoxidable, puntas redondeadas y una separación entre púas de 0,2 milímetros para no dejar pasar las liendres.

Algunos de los errores más frecuentes a la hora de aplicar un tratamiento contra piojos y liendres son los siguientes:

  • Aplicación inadecuada del producto, porque se ha tenido poco tiempo o porque se ha aplicado sobre el cabello mojado por lo que se ha reducido su concentración.
  • No repetir el tratamiento para eliminar las liendres al 100%.

Remedios más comunes contra liendres y piojos

En general, hay dos tipos de sustancias pediculicidas que se utilizan para eliminar piojos y liendres que son las siguientes:

    • Los pediculicidas de acción química que penetran en el piojo y lo intoxican, pero son inocuos para las personas.
    • Los pediculicidas de acción física que tienen un efecto externo sobre el piojo y son especialmente útiles en el caso de pieles sensibles.

En general, algunos de los remedios más comunes son los aceites esenciales para piojos (como el del árbol de té), los champús antipiojos y la lendreras.

Si tienes alguna duda puedes acudir al dermatólogo con tu hijo para que te recete el tratamiento adecuado.

Medidas generales para evitar la propagación

cómo quitar piojos y liendres en un día

La prevención, como en cualquier problema similar, es fundamental. En el caso de los piojos y liendres se pueden tomar diversas medidas como las que te describimos a continuación:

  • En el supuesto de que el niño o la niña tenga el pelo largo no es necesario cortarlo pero sí es recomendable que lo lleve recogido en una coleta para que la nuca no quede al aire.
  • Es importante que no se cambien gorros, peines o toallas que puedan suponer un riesgo de contagio.
  • En el caso en que se detecte la existencia de piojos en casa o en el colegio es aconsejable utilizar un repelente de piojos para evitar que se propaguen y avisar a los otros padres.
  • Controla la cabeza de tus hijos a menudo, sobre todo si se quejan de picores. Pasa la lendrera por su pelo y si detectas piojos, aplica el tratamiento cuanto antes siguiendo los pasos que hemos detallado anteriormente.
  • Para evitar riesgo de contagio o de que aparezcan de nuevo los piojos y las liendres lava las sábanas, la ropa y los gorros en la lavadora a 60 grados. Para asegurarte de eliminar a las liendres y piojos puedes utilizar una secadora y una plancha a vapor.
  • Los peines y la lendrera que utilices para el tratamiento los puedes lavar bajo el grifo con agua caliente o hervirlos.
  • En el caso de que haya piojos en los peluches puedes guardarlos todos en una bolsa cerrada, ya que no sobreviven más de 24 horas sin el alimento que les proporciona el ser humano.

Tal y como hemos visto, los piojos y liendres son bastante comunes en los niños y niñas, pero son fáciles de eliminar y de evitar con un tratamiento adecuado, siguiendo las precauciones que hemos visto.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.