Precauciones al hacer un viaje a la nieve en coche

En invierno, a todos nos encanta hacer excursiones, ir a esquiar, o hacer muñecos de nieve, en el caso de los pequeños de la casa. Sin embargo, en un viaje a la nieve es imprescindible asegurarse de que se cumplen las precauciones de las que hablaremos a continuación.

Comprueba que tu coche está listo

Las precauciones necesarias para poder hacer un viaje a la nieve de forma segura empiezan antes de salir de casa. Es imprescindible que, antes de partir, te asegures de que tu coche está listo para el viaje. Asegúrate de que las luces y los parabrisas funcionan debidamente, y que los neumáticos son lo suficientemente nuevos. En caso de que estén demasiado viejos, deberás cambiarlos antes del viaje a la nieve, para asegurarte de que éste es más seguro. Confirma también que no haya ningún problema con el líquido anticongelante o el aceite del coche, ni con el sistema de ventilación del vehículo. Esto será indispensable para evitar que los cristales del coche se entelen.

También es importante llenar el depósito de gasolina. Esto será más práctico que detener el viaje en medio del frio y la nieve para buscar una gasolinera.

Lleva cadenas

Como ya sabemos, tener las cadenas de las ruedas del coche listas es algo fundamental cuando llega el invierno, especialmente si queremos hacer un viaje a la nieve. Las cadenas son muy fáciles de montar, y te permitirán viajar por la nieve de forma mucho más segura y tranquila. Permitirán que las ruedas del coche se adhieran al suelo nevado con más facilidad.

Lleva provisiones suficientes

Otra de las precauciones al realizar un viaje a la nieve es llevarse el equipaje y las provisiones que podrían ser necesarias. Llévate suficiente ropa de abrigo, y suficientes provisiones por si hubiese tráfico: algún aperitivo, bocatas y agua.

Por otro lado, asegúrate de no olvidarte el teléfono móvil. Podrías necesitarlo en caso de mucho tráfico, o si el coche sufriera alguna avería. Recuerda: ¡hay que estar preparado!

Conduce con precaución

Conducir con precaución es imprescindible. Debes prestar atención a cualquier inconveniente que pueda surgir debido al frío o a la nieve. Un viaje a la nieve en coche requiere todavía más atención de lo normal, y muy buenos reflejos. Sigue siempre los siguientes consejos en cualquier viaje a la nieve:

  • Aumenta la distancia de seguridad con el coche de delante.
  • Evita cualquier tipo de giro brusco, acelerones o frenazos repentinos. Esto podría hacer derrapar al coche. Por este motivo, es especialmente importante conducir a una velocidad reducida cuando la temperatura es baja o las carreteras están nevadas.
  • Sigue las marcas dejadas en la carretera por otros vehículos. Esto puede contribuir a la buena adherencia de las ruedas.
  • No adelantes a los demás coches.
  • Enciende las luces para poder observar el camino debidamente, y permitir que otros coches te vean.

¿A quien no le gustaría hacer un viaje a la nieve este invierno? Asegúrate de cumplir con estas precauciones para viajar de forma segura.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.