A medida que cumplimos años, cuidar nuestra salud y tener una buena calidad de vida, deben ser nuestros objetivos. A partir de los 50 años, se producen una serie de alteraciones de tipo hormonal en los hombres que hacen que la próstata crezca, en algunos casos el crecimiento es benigno, pero en otros puede derivar en cáncer de próstata.

Según los datos del informe “Las cifras del cáncer en España”, de 2018 elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los tumores más frecuentes a nivel mundial fueron los de pulmón, mama, colorrecto, próstata, estómago e hígado.

La próstata es un órgano importante. A continuación te explicamos cómo protegerlo y por qué es fundamental realizar controles urológicos de forma periódica.

¿Qué es y cuáles son las funciones de la próstata?

qué es y cuáles son las funciones de la próstataPara comenzar desde el principio y que tengas toda la información, lo primero que debes saber es qué es la próstata y qué función tiene.

La próstata es un órgano que pertenece al aparato reproductor masculino, que tiene forma de castaña y que se encuentra enfrente del recto y a la salida de la vejiga.

Las funciones que tiene la próstata son las siguientes:

  • Hace presión para que el semen se expulse por la uretra hacia el exterior.
  • Cierra el paso de la vejiga para que no se libere su contenido durante el coito.
  • Fabrica el líquido prostático que protege a los espermatozoides y ayuda a que aumenten las posibilidades reproductivas.

¿Cuáles son los problemas de próstata más comunes?

Existen diversas enfermedades que pueden afectar a la próstata. Entre ellas:

  • Prostatitis. Es una inflamación del tejido de la próstata que puede tener su origen en una infección por bacterias o en un virus. Suele afectar más a hombres de 35 años.
  • Hiperplasia de próstata benigna. Tal y como hemos visto anteriormente, con la edad, sobre todo a partir de los 50 años, el tamaño de la próstata puede aumentar. El crecimiento de la próstata produce problemas urinarios, por lo que es fundamental detectarla cuanto antes y mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Cáncer de próstata. Es muy frecuente y uno de los tipos de cáncer más comunes en los hombre. Sin embargo, actualmente, con el diagnóstico temprano y el control, se reduce su incidencia.

Para detectar si tienes algún problema en la próstata debes estar atento a los siguientes síntomas:

  • No aguantas mucho tiempo sin orinar, sino que cada dos horas u hora y media vas al baño.
  • Por la noche te levantas más veces para ir al baño para orinar.
  • La micción pierde fuerza.
  • Otros síntomas más graves pueden ser el escozor o la presencia de sangre en la orina.

Alimentos que ayudan a prevenir problemas de próstata

alimentos para prevenir problemas de próstataLa vida sedentaria y la comidas copiosas influyen negativamente en nuestra salud.

La alimentación es fundamental para cuidar nuestra salud y también para la próstata. Existen una serie de alimentos buenos para la próstata que te pueden ayudar a protegerla. Son los siguientes:

  • Las harinas integrales, tanto en el pan como en la pasta.
  • Aceite de oliva, contiene antioxidantes que controlan el envejecimiento de las células.
  • Frutos secos (que no sean fritos o con miel), contienen grasas buenas para el organismo, antioxidantes y proporcionan energía.
  • Té verde. Contiene elementos que ayudan a luchar contra el envejecimiento.
  • Sandía, tomate, papaya. Contienen licopeno, vitaminas A y C y ayudan a evitar el crecimiento excesivo de la próstata debido a la edad.

En general, la dieta mediterránea es la más recomendada por los urólogos para el cuidado de la próstata. Una dieta equilibrada debe incluir:

  • Leche y sus derivados.
  • Frutas y verduras.
  • Carnes, pescados y huevos.
  • Pan, arroz y pasta.
  • Legumbres.

Además, es fundamental eliminar hábitos tóxicos como el de fumar y controlar el peso para no tener obesidad.

Alimentos que aumentan el riesgo de inflamación prostática

alimentos que perjudican la salud de la próstataAl igual que existen alimentos que favorecen la salud de la próstata, hay otros que la perjudican y que son los siguientes:

  • Las grasas saturadas. Los alimentos fritos o los ricos en grasas no solo pueden perjudicarnos con el aumento del colesterol, sino que también pueden afectar a la próstata.
  • Carnes rojas y carnes procesadas.
  • Carnes que contienen hormonas, antibióticos y esteroides, es decir, que no son biológicas.
  • Consumo excesivo de calcio presente en la leche, los yogures o el queso.
  • Tomates envasados y otros productos con tomate. Aunque, tal y como hemos visto, el consumo de tomate favorece a la próstata, es importante evitar los tomates envasados o las salsas de tomates preparadas.
  • Palomitas de maíz para el microondas. Contienen grasas y químicos que pueden perjudicar a tu próstata.
  • Patatas no orgánicas. Muchos agricultores cultivan patatas fuera de temporada y utilizan productos químicos que pueden ser perjudiciales para la salud. Elige patatas orgánicas para proteger tu próstata.
  • Azúcar. Además de aportar un exceso de calorías a nuestro organismo puede influir en el aumento de las células cancerígenas.

Para poder comer sano y de forma equilibrada es fundamental que elabores un menú semanal con lo que vas a comer cada día. Controla las cantidades para evitar la obesidad y practica diariamente el deporte que más te guste para quemar grasas, azúcares y sentirte bien.

Hábitos saludables para cuidar la próstata

cuidar la próstataAdemás de la dieta equilibrada para tu próstata, es fundamental seguir una serie de hábitos saludables como los siguientes:

  • Bebe agua a lo largo del día. Lleva una botella de agua contigo y bebe cada poco tiempo, para beber todo de una vez. De esta forma la orina no estará tan concentrada y se podrá evitar la inflamación de la próstata. Puedes beber también infusiones, pero debes evitar el alcohol y la cafeína.
  • Mueve tu cuerpo. No existe un programa específico de ejercicios que favorezcan la próstata, pero sí es fundamental evitar la vida sedentaria. Elige una actividad que te guste y practícala una vez al día.
  • Tómate tu tiempo para orinar. Es importante que vacíes tu vejiga, por lo que orina, espera un poco y vuelve a intentarlo. Aunque sea molesto no tengas prisa.
  • Controla tu peso. Con la dieta podrás controlar tu salud y la de tu próstata, y evitar el sobrepeso.
  • Evita el estrés. Puedes practicar técnicas de relajación como el yoga, el taichi o la meditación.
  • Practica el masaje de próstata. Los masajes de próstata, además de para el placer masculino, sirven para detectar bultos en la próstata.
  • Duerme bien. No tomes sustancias estimulantes antes de dormir y no bebas justo antes de irte a la cama.
  • Acude a la consulta de tu urólogo. Realiza controles periódicos con tu urólogo para detectar y prevenir problemas en tu próstata.
  • Realiza ejercicios para fortalecer tu suelo pélvico y evitar la incontinencia urinaria.

Cuidar tu próstata requiere un simple cambio de hábitos que ayuden a fortalecer tu salud y tener una mejor calidad de vida.

¡Descubre las ventajas del seguro de salud Medifiatc para mantenerte en forma y cuidar de tu bienestar!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.