Tener un hijo o una hija es uno de los momentos más emocionantes en la vida de cualquier persona y el momento del parto es tan importante como el del postparto, o puerperio, en cuanto a los cuidados de la mujer.

En este post queremos hablar de lo que es el puerperio y de qué cuidados son necesarios para que la mujer recupere su salud y se sienta bien.

¿Qué es el puerperio y cuánto dura?

Se puede definir el puerperio como el periodo de tiempo que se extiende desde el nacimiento del bebé hasta que la mujer vuelve a tener la menstruación.

Generalmente suele tener una duración de unas seis semanas, que es el tiempo que el cuerpo tarda en recuperar la normalidad. También se le conoce como “cuarentena” ya que suele durar unos 40 días.

No obstante, puede tener una duración mayor si la lactancia se alarga durante meses o años.

Durante este período es fundamental que la madre esté en buenas condiciones para cuidar del bebé y que tenga toda la información sobre la lactancia materna y la salud reproductiva.

¿Qué tipos de puerperio existen?

Ahora que ya sabes qué es y cuánto dura el puerperio, debemos incidir en que existen diversos tipos de puerperio en función de las diversas etapas tras el parto, que son los siguientes:

  • Puerperio inmediato. Es el que se produce entre el primer y el décimo día después del parto.
  • Puerperio tardío. Se extiende entre el día 11 y el 42 tras el parto.
  • Puerperio remoto. El que va más allá del día 43 después del parto y hasta que vuelve la menstruación.
  • Puerperio alejado. Es el que dura más de 45 días hasta un límite impreciso.

Por otra parte, también se puede hablar de puerperio patológico cuando aparecen complicaciones como hemorragias, infecciones o problemas psicológicos.

En el caso en que el puerperio se desarrolle de forma normal, podemos hablar también de puerperio fisiológico.

tipos de puerperio

Cuáles son los cambios fisiológicos en el puerperio

Es importante conocer los cambios fisiológicos en el puerperio que se producen en la mujer para estar atentos por si surge algún tipo de complicación.

Entre los principales cambios podemos destacar los siguientes:

Sangrado

Suele producirse debido a las secreciones del útero. Se parece a una menstruación y dura entre 15 y 20 días tras el parto.

Lo normal es que inicialmente se expulse sangre roja que se irá oscureciendo a medida que pasen los días hasta que desaparezca.

Se pueden utilizar compresas y es preciso observar el volumen, olor y color de la sangre.

En el caso en que la sangre huela mal o tenga un color rojo vivo durante más de 10 días, se debería consultar con un médico para evitar complicaciones.

Fiebre

Cuando sube la leche a las mamas de la mujer es posible que se sienta un poco de fiebre (37,5 grados). Si la temperatura es más alta o se produce con frecuencia la fiebre podría ser síntoma de una infección.

Hipertensión

La tensión después del parto suele ser un poco más baja de lo normal, pero si sube mucho y se siente un intenso dolor de cabeza o en el abdomen, es anormal y se debe consultar con un especialista.

Cansancio

Cuidar al bebé tras el parto y acostumbrarse al nuevo ritmo de vida conlleva realizar un esfuerzo bastante grande por lo que se puede sentir fatiga.

En el caso en que el cansancio sea extremo y la mujer no tenga fuerzas para hacer nada puede que tenga anemia por lo que se deberá comprobar e iniciar el correspondiente tratamiento.

Molestias en las mamas

Durante los primeros días en los que se da el pecho al bebé, es posible que la madre sienta molestias en las mamas debidas a la succión y a que las mamas están hinchadas.

Si aparecen zonas rojas en el pecho y se siente un dolor muy intenso, debido a grietas y heridas, se podría tratar de una mastitis y habrá que vigilar la posición del bebé mientras mama.

puerperio molestias en las mamas

Dolores

Durante el parto se pueden producir desgarros o incisiones que podrían ocasionar dolor durante unos días, pero el dolor se puede calmar con analgésicos.

Si el dolor es muy intenso, dura muchos días y no se reduce con los analgésicos es posible que haya alguna complicación.

Cólicos

Cuando se amamanta al bebé, la madre podría sentir cólicos o dolor abdominal, que se deben a las contracciones que realiza el útero para volver a su tamaño.

Para calmar el dolor se puede colocar una compresa caliente y si las molestias persisten se deberá consultar con un médico.

puerperio cólicos

Incontinencia urinaria

Es la imposibilidad de contener la orina. Se puede producir tanto en mujeres que han tenido un parto normal como en los casos de cesárea.

La realización de ejercicios para fortalecer la zona pélvica es una excelente forma de resolver este problema.

Tristeza

Como decíamos al principio del post, tener un bebé es una gran alegría, pero también supone un gran cambio en la vida y adaptarse a la nueva situación y al esfuerzo que supone podría producir desánimo y tristeza.

En el caso en que la tristeza dure más de un mes, que la madre no tenga ánimo para cuidar del bebé o no pueda continuar con su vida normal, debería estudiarse si padece una depresión post parto que deberá ser tratada.

Recuperación post parto

Durante el puerperio la mujer se sentirá física y psicológicamente frágil por lo que es fundamental que se cuide y que se enfrente a la situación poco a poco.

puerperio recuperación post partoAlgunas de las pautas a seguir son la siguientes:

  • Dale prioridad a tu descanso y duerme cuando duerma el niño.
  • Cuida tu dieta y sigue una alimentación sana y equilibrada con frutas y verduras frescas, carnes bajas en grasa, pescados, legumbres, lácteos y cereales integrales.
  • En el caso en que des el pecho puedes consultar con tu médico para tomar suplementos con calcio, hierro y ácido fólico.
  • Para combatir la tristeza sal de casa a pasear, toma el sol, que te dé el aire.
  • Al igual que hacer ejercicio para embarazadas es importante, consulta con tu médico para la realización de ejercicios para recuperar el suelo pélvico y tonificar el abdomen. Puedes realizar ejercicios hipopresivos para las pérdidas de orina o ejercicios suaves como el yoga, caminar o bailar, para recuperar el ánimo y el físico.

Tal y como has podido ver los cuidados durante el puerperio son fundamentales para cuidar la salud y sentirse mejor.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.