mujer con cuerpo fitness

Las mujeres fitness aparecen en los anuncios en la televisión, son las protagonistas de blogs y revistas de deporte, salud y bienestar. A las mujeres les gusta tener cuerpos fitness y no es una novedad. Pero, ¿Cómo logran ciertas mujeres ser fitness? Y, sobre todo, ¿Qué hay que hacer para ponerse en forma sin perder la motivación ni las energías?

Sigue leyendo para saber todo lo que necesitas sobre fitness femenino y evita algunos errores comunes.

Qué significa “chica fitness”

Asociar el término mujer fitness a la imagen de una mujer con un cuerpo con curvas y esculpido es automático. Sin embargo, ser fitness, tanto para las mujeres como para los hombres, no se refiere solo a tener un cuerpo definido. Significa encontrarse en un estado de salud óptimo que permite realizar las actividades cotidianas con energía.

Fitness, de hecho, tiene su raíz en el término inglés “fit” que en este contexto significa estar en buena salud. Consecuentemente, una persona fitness, mujer u hombre, es aquella que está en buena forma física.

El aspecto físico de una chica fitness es la parte inmediatamente visible de su estado de bienestar. Es lo que vemos en las fotos de portada que nos muestran las famosas que siguen un estilo de vida fitness. Sin embargo, esa apariencia es el resultado de un equilibrio que se logra a través de varios factores más allá del ejercicio físico y que aportan muchos más beneficios que la estética.

Es por esto que el fitness más que una serie de ejercicios físicos se considera un conjunto de distintos hábitos saludables.

¿Por qué ser fitness?

Uno de los elementos que ha contribuido a que el fitness se pusiera de moda entre las mujeres es el aspecto bonito y sano que se consigue. Sin embargo, muchos apuestan por el fitness como estilo de vida por los múltiples beneficios que aporta a corto y a largo plazo.

¿Qué ganas al llevar un estilo de vida fitness? Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Hacer ejercicios de fitness con regularidad reduce el riesgo de obesidad.
  • Contribuye a la prevención de patologías como la osteoporosis que interesan sobre todo a las mujeres. Algunos estudios han demostrado los efectos positivos de los entrenamiento de resistencia en prevenir la pérdida de densidad ósea.
  • La práctica de actividad física como el fitness te mantiene activa y contribuye a combatir depresión, ansiedad, apatía y es de ayuda para afrontar las fases del duelo.
  • Ayuda a reducir el estrés y gestionar mejor las tareas en el día a día.

No obstante, plantearse el objetivo de ser una mujer fitness puede parecer una meta difícil para algunas personas y otras renuncian incluso antes de intentarlo.

¿Cómo llegar a ser una mujer fitness?

El ejercicio físico es clave para tener un cuerpo en forma, pero por si solo no es suficiente. El bienestar es el resultado de muchas acciones de nuestro día a día y la alimentación es otro pilar fundamental para nuestra salud.

En resumen, lo que no puede faltar en tu rutina si quieres ser una mujer fitness es:

  1. La práctica regular de ejercicios que mejoran tu flexibilidad, resistencia y fuerza.
  2. Una alimentación sana y equilibrada.
  3. Descansar suficientemente. En este punto es importante tanto seguir una correcta higiene del sueño como respetar las pausas entre entrenamientos para permitir al cuerpo la recuperación.

La alimentación: un elemento clave para un cuerpo fitness

Con relación a la dieta saludable lo más importante es tener en cuenta que la alimentación es la fuente de energía para tu cuerpo y un estilo de vida fitness tiene que adaptarse al tipo de persona y a los objetivos que desea alcanzar. Dicho de otra forma, no deberías eliminar ninguno de los macronutrientes de tu dieta y tomar de todo con moderación:

  • Las proteínas tienen una función clave en la construcción del músculo.
  • Las grasas saludables son necesarias para equilibrar una serie de funciones necesarias y mejoran tu metabolismo.
  • Los carbohidratos son fuente de energía.

Eso sí, como en cualquier dieta sana, es recomendable reducir el consumo de alimentos que contienen grasas y azúcares ultraprocesados.

¿Qué ejercicios incluye una rutina fitness para la mujer?

Las rutinas de fitness se componen de series de ejercicios aeróbicos que se combinan con los anaeróbicos.

Lo ideal para las mujeres es realizar rutinas que incluyen un calentamiento con ejercicios cardio, series de ejercicios anaeróbicos que trabajen las diferentes partes del cuerpo y estiramientos finales.

Para empezar, la frecuencia puede ser de 2-3 días de ejercicio por semana. La duración de las diferentes fases (cardio, resistencia y estiramientos) dependerá de los objetivos y la forma física de cada persona. Por lo que es recomendable que sea un profesional quien indique una rutina de ejercicios a medida.

Entre los ejercicios aeróbicos puedes elegir:

  • Natación
  • Carrera
  • Bici
  • Caminar

Los ejercicios anaeróbicos ideales para mujeres en el fitness son las pesas. Conoce algunos ejercicios con mancuernas que puedes hacer en casa.

entrenamiento mujer fitness

Evita estos errores que te impiden lograr un cuerpo fitness

Tener un cuerpo definido es algo que no se consigue de la noche a la mañana. Aunque algunos anuncios prometen milagros, la verdad es que seguir un estilo de vida saludable puede significar realizar varios cambios en tu día a día para incorporar nuevos hábitos más sanos.

Vamos a facilitar tu proceso con algunos consejos para evitar errores comunes:

  • Para conseguir un cuerpo fitness no hay que reducir el aporte calórico diario. La calidad y la variedad de la comida es aún más importante que la cantidad. Sobre todo si estás empezando a llevar un estilo de vida más activo te sugerimos que consultes con un experto en nutrición para aclarar todas tus dudas.
  • El ejercicio también hay que realizarlo de forma equilibrada. Practicar ejercicios todos los días no solo no es necesario, sino que puede ser contraproducente.
  • La hidratación es otro factor importante y lo mejor que puede beber es el agua. Otras bebidas isotónicas pueden tener azúcares y otros ingredientes poco sanos.
  • Hacer poco y bien es mejor que hacer mucho y mal. Con relación a los ejercicios dominar la técnica es una prioridad que te permite evitar lesiones.

Ser una mujer fitness es una elección que puede aportar muchos beneficios en tu vida y a medida que los vayas experimentando no querrás volver atrás. Por lo que piensa en el lado positivo y disfruta del proceso sin preocuparte con los resultados.

¿Eres asegurado Medifiatc? ¡Conoce los servicios exclusivos de bienestar que hemos reservado para ti!

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.