abdomen mujer deportista. el flato es un trastorno que puede aparecer también en personas que hacen deporte habitualmente

El flato es una molestia que puede aparecer tanto en deportistas profesionales como personas que hacen deporte ocasionalmente. Puede aparecer en hombres y mujeres y a cualquier edad. La pregunta que todos los afectados se hacen es ¿por qué me duele el abdomen cuando hago ejercicio? En este post te explicamos qué es el flato y por qué se produce, y aclaramos las dudas más frecuentes.

¿Qué es el flato?

El flato es un dolor que suele afectar las partes laterales del abdomen y ser punzante e intenso o más leve, como calambres o tirones. Aparece, normalmente, cuando se practica algún tipo de deporte que implica un movimiento constante del torso, como en la natación, la carrera o la equitación. Sin embargo, también puede presentarse durante una caminata.

Es una molestia que se ha empezado a investigar recientemente, por lo que las causas no quedan del todo claras. Algunos estudios destacan una mayor incidencia entre las personas jóvenes y que llega a molestar a 1 de cada 5 deportistas durante las competiciones.

Si durante un entrenamiento puede ser molesto y reducir el rendimiento, el flato puede ser desastroso en las competiciones importantes.

¿Qué síntomas produce?

El síntoma común es un dolor agudo y punzante que puede ser más o menos fuerte según la persona y la intensidad del ejercicio que se realiza.

Por lo general se trata de un dolor benigno, no obstante, puede ser perjudicial obligando al deportista a parar la actividad y comprometer su desempeño durante una carrera.

¿Dónde se localiza el flato?

Aunque en la mayoría de los casos el flato aparece con dolores o calambres en los costados, también puede darse en cualquier otro punto del abdomen.

¿Cuánto dura?

Algunas personas perciben este dolor nada más empezar la actividad física, otras cuando están a punto de incrementar la intensidad y en algunos casos después de un período de trabajo intenso. En todos los casos, el flato puede ser de mayor o menor intensidad y suele atenuarse y desaparecer al interrumpir el ejercicio o bajar el ritmo.

¿Por qué aparece esta molestia al hacer ejercicio?

Los síntomas del flato, como hemos mencionado, están bastante claros. Falta claridad, en cambio, sobre las causas de este trastorno. Al tratarse de un problema benigno que no suele conllevar mayores problemas se ha dejado en segundo plano durante mucho tiempo y solo hace unas dos décadas varios grupos de investigación han empezado a estudiar el dolor del flato para entender su origen.

A día de hoy, no se ha detectado la causa del flato, pero hay estudios que destacan los posibles desencadenantes.

Dos investigadores australianos, Morton y Callister, han recopilado toda la información y las pruebas realizadas sobre el stritch, flato en inglés, que en términos científicos se conoce como Exercise-related transient abdominal pain (ETAP).

Los resultado de sus estudios indican diferentes teorías sobre las posibles causas del flato:

  • Disminución del riego sanguíneo del diafragma (isquemia diafragmática).
  • Tensión mecánica en los ligamentos viscerales.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Calambres musculares.
  • Síndrome del ligamento arqueado mediano. En algunas personas el ligamento puede crear presión y causar dolor epigástrico.
  • Dolor neurogénico. Malas posturas que pueden alterar la mecánica de las estructuras abdominales responsables del dolor.
  • Irritación de la membrana externa peritoneal. El flato podría deberse a la irritación de la membrana que cubre la pared abdominal y la parte inferior del diafragma.

Por otro lado, existen elementos que pueden influenciar la aparición de esta molestia al hacer deporte:

  • Características personales: según uno de los estudios analizados hay mayor incidencia en las personas jóvenes menores de 20 años, cerca del 77%. En personas mayores de 40 años el porcentaje que sufre flato al practicar deporte baja al 40%.
  • Tipo de actividad física: como mencionado anteriormente el flato se produce mayoritariamente en deportes como la natación y el running, en los que hay un movimiento constante y repetitivo del torso.
  • Ingerir alimentos antes de entrenar: comer y beber antes de practicar deporte aumenta las probabilidades de sufrir flato. Algunos estudios destacan que las bebidas hipertónicas, es decir, con mayor concentración de sales, son las que resultan más irritantes.
  • Falta de calentamiento previo al ejercicio: el frío o un calentamiento inadecuado antes de hacer ejercicio son factores que aumentan las probabilidades de que aparezca el dolor abdominal del flato.

Todos los datos anteriores te ayudan a entender mejor esta molestia, pero todavía no quedan del todo claro qué causa el flato. Entonces, ¿qué puedes hacer cuando te da el flato? y ¿cómo puedes prevenir este dolor?

algunas pautas como bajar la intensidad ayudan evitar o reducir el dolor de flato

¿Cómo se quita el dolor de flato?

A pesar de que se ha empezado a investigar sobre este trastorno recientemente y no se conocen las causas, sí se ha comprobado que hay algunas pautas que ayudan a reducir el dolor. Cuando aparece el flato al correr o practicando otro deporte puede ser de ayuda:

  • Reducir la intensidad del ejercicio.
  • Respirar hondo.
  • Inclinarse hacia adelante.
  • Empujar o estirar la zona afectada.

Estos métodos son indicativos y pueden funcionar en algunas personas, de todos modos, si el dolor causado por el flato no desaparece después del ejercicio es recomendable consultar con un médico.

De momento, la ciencia no tiene propuestas válidas para evitar el flato, pero existen evidencias que es posible reducir las probabilidades de sufrirlo siguiendo algunas pautas:

  • No comer o beber líquidos hipertónicos en las 2 horas que preceden la sesión de ejercicios.
  • Mantener una postura correcta ayuda a evitar el flato al correr o durante la práctica de otros deportes.
  • Mantenerse bien hidratados siempre, especialmente en las 12 horas previas a la práctica de ejercicio.
  • Hacer un calentamiento adecuado antes de practicar los ejercicios.

Seguir estas sencillas pautas podría ayudarte a mejorar tu rendimiento pero, sobre todo, evitar la aparición del flato durante tus entrenamientos.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.