que es motosharing y como funciona

La manera en la que nos movemos por la ciudad está cambiando a pasos agigantados. Las urbes son lugares donde cada vez vive más gente y donde es necesario explorar nuevas formas de movilidad.

Entre las alternativas ya existentes destaca cada vez más el fenómeno del motosharing. Una solución de transporte que combina la movilidad sostenible y el ahorro. ¿Pero de qué hablamos cuando nos referimos a este concepto? ¿Y en qué lugares de España podemos ya disfrutarlo?

En el siguiente texto resolveremos tus dudas sobre el motosharing y explicaremos por qué está teniendo tanto éxito en las ciudades de medio mundo.

Movilidad urbana compartida

En esencia el motosharing es una de las variantes de la economía colaborativa o compartida. Se trata de un servicio de alquiler de motos eléctricas en entornos urbanos y por un periodo de tiempo reducido. De tener en el garaje tu propia moto hemos pasado a tener disponible un vehículo, que no es de tu propiedad, cuando lo necesites.

Las empresas de motosharing permiten utilizar sus motos dentro de un área de cobertura concreta. Esto significa que puedes cogerla y posteriormente aparcarla en cualquier lugar de la ciudad donde este servicio funcione. De tal manera que el siguiente usuario pueda hacer lo mismo que tú: recoger la moto en un punto concreto y dejarla allá donde finalice su trayecto.

Motosharing, cómo funciona

El funcionamiento de este servicio es muy sencillo. El primer paso será descargarte la aplicación de la empresa que quieres utilizar en el móvil y crearte un perfil que incluya tus datos bancarios o de la tarjeta de crédito. Ten en cuenta que los pagos por el alquiler de la moto los harás directamente a través de la app.

Una vez hecho esto podrás de manera sencilla comprobar en un mapa si hay motos disponibles en la zona que te interesa. Si la respuesta es afirmativa, tras elegir la moto correspondiente procederemos a hacer la reserva mediante la aplicación en el móvil. Esto nos permitirá desbloquear, como si de una llave se tratase, el asiento de la moto y sacar de él el casco que utilizaremos.

Al terminar nuestro trayecto solo tendremos que estacionar la moto en el lugar que más nos convenga –siempre, eso sí, dentro del área de cobertura de la empresa- y confirmar el pago a través del móvil.

Beneficios del motosharing

Desde el punto de vista práctico uno de los principales beneficios es la libertad de movimiento que da. Ya que este servicio sirve tanto para desplazamientos habituales en el día a día (al trabajo, al gimnasio, etc.) como para planes imprevistos, debido a que la mayoría de estas compañías ofrecen un servicio de 24 horas.

A esto se une el hecho de que las motos de pequeñas dimensiones son una opción cada vez más conveniente para moverte por el centro de las ciudades y por otras zonas con una alta congestión de tráfico. Este tipo de vehículo te permite moverte con agilidad y comodidad.

Otro punto relevante es el ahorro. Si únicamente necesitamos una moto para desplazamientos dentro de la ciudad, la opción del motosharing probablemente te resultará más económica que contar con una moto en propiedad. De este modo nos ahorraremos gastos tales como el mantenimiento, las reparaciones, la gasolina, etc.

Finalmente, una ventaja muy destacable de este tipo de transporte es su mínimo impacto sobre el medio ambiente. Actualmente todas las empresas que ofrecen este servicio cuentan con motos 100% eléctricas y que por lo tanto no emiten gases contaminantes. Teniendo en cuenta los graves problemas de contaminación que ya sufren las principales ciudades españolas, este es un argumento de peso para decantarse por esta forma de movilidad.

Cuánto cuesta y dónde está disponible


Los precios del motosharing varían bastante según la empresa que escojamos y la ciudad en la que nos encontremos. Aun así, un punto común de todos ellos es que la facturación se realiza por minutos de uso y no por horas o días –algo lógico si tenemos en cuenta que es un servicio pensado para trayectos cortos.

En los últimos meses han aparecido nuevas compañías ofreciendo estos servicios en España, mientras que otras han ampliado su radio de cobertura a nuevas ciudades. Aun así, Barcelona y Madrid siguen siendo los dos lugares donde el mercado de motosharing ofrece más opciones. Vamos a hacer un repaso a las principales empresas del mercado:

  • eCooltra: una de las empresas más veteranas en España. Ofrece motos eléctricas a un precio de 0.26€/minuto en Barcelona, Madrid y Valencia. También en Málaga y Palma de Mallorca están disponibles, aunque con un servicio más reducido.
  • Muving: una de las marcas más conocidas de motos de alquiler, en parte porque desde sus inicios apostó por ofrecer su servicio en un gran número de ciudades, especialmente del sur de España. Cádiz, Madrid, Sevilla, Granada, El Puerto de Santa María, Málaga, Valencia, Zaragoza y Córdoba. Su precio mínimo es de 0.25€/minuto.
  • Scoot: esta empresa con sede en San Francisco (EEUU) entró recientemente con fuerza en Barcelona a un precio de 0.28€/minuto.
  • Yego: otra de las compañías relativamente nuevas pero que han hecho mucho ruido desde su lanzamiento. Actualmente está disponible en Barcelona y Valencia, a un precio base de 0.22€/minuto.
  • Ioscoot: una de las pocas marcas que ofrece motos propias, y además muy características por su diseño. A día de hoy se pueden utilizar en Madrid y Barcelona a un precio de 0.24€/minuto.

Un truco muy útil para reducir el coste de este servicio es aprovechar las ofertas y promociones de lanzamiento de las nuevas compañías que van apareciendo. Lo mismo ocurre con los bonos de descuento por uso: si piensas que vas a utilizar mucho una empresa compra uno de estos bonos y ahórrate un buen pellizco de dinero en tus gastos de desplazamiento.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.