que necesita un bebe para crear un ambiente seguro en casa

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es motivo de una gran ilusión. Queremos que esté todo perfecto y disfrutar del momento. En este post queremos hablarte de lo que necesita un bebé y cómo preparar el hogar para su llegada.

Si estás preparando la llegada de un recién nacido es importante que consideres lo que realmente necesita un bebé y no te lances a comprar cosas que luego acaben en un cajón sin usar.

Pero, lo primero es cotejar que tu casa es un lugar seguro para un bebé.

Check list hogar seguro para la llegada de un recién nacido

Los niños son muy inquietos y aunque de recién nacidos se mueven menos, siempre existen riesgos que puedes prevenir tanto cuando sean bebés como cuando vayan creciendo. Si quieres cotejar si tu casa es segura puedes  ver este listado:

  • Los aparatos eléctricos como ventiladores, calefactores etc. deben estar en lugares altos, fuera del alcance de los niños.
  • Tapa los enchufes para evitar que tu niño meta los dedos.
  • Utiliza tubos en los cables para evitar que el niño los muerda.
  • Aleja los objetos pequeños del niño para evitar que se los meta en la boca.
  • Coloca protectores en las escaleras y en las esquinas de sillas y mesas que sean puntiagudas.
  • Recoge siempre los juguetes del niño para evitar caídas.
  • Revisa las partes altas de la casa para evitar que algún objeto se pueda caer.
  • La separación de los barrotes de la cuna no debe ser superior a 6 cm para que el niño no pueda quedarse atrapado.
  • Coloca la cuna del bebé lejos de la ventana, para que no se suba y la abra.
  • Instala topes en las puertas que impidan que se cierren de golpe.
  • Evita que la habitación del bebé esté cerca de una fuente de ruidos o vibraciones o de contaminación por ondas electromagnéticas.

Si quieres que tu hogar sea seguro, puedes hacer, además nuestro test interactivo y contratar el seguro de hogar que mejor se adapte a tus necesidades.

check list llegada recién nacido

Lista de cosas básicas que tienes que tener en casa para cuando llegue tu bebé

Antes de comenzar el listado es importante que consideres lo que es realmente necesario y que recuerdes que:

  • No es necesario comprar mucha ropa porque los bebés crecen muy rápido y cambian de talla.
  • Ten en cuenta que, probablemente, recibas bastantes regalos.
  • Al principio, tendrás que lavar mucha ropa, sobre todo bodies porque el bebé se ensuciará a menudo.
  • Algunos familiares y amigos te prestarán objetos, muebles, ropa y juguetes.
  • No olvides la estación del año en la que nacerá tu hijo, lo que necesita un bebé también depende de si hace calor o frío.

Una vez que consideres todo lo anterior, este es el listado de cosas que necesita un recién nacido:

  • Manta o arrullo.
  • Minucuna.
  • Sábanas bajeras y protector de colchón.
  • Cojín antivuelco.
  • Cambiador.
  • Termómetro.
  • Crema para la irritación del culito.
  • Colonia.
  • Cepillo suave.
  • Toallitas desechables.
  • Bastoncillos de algodón.
  • Pañales.
  • Suero para lavar la nariz.
  • Tijera con punta redondeada.
  • Aspirador nasal.
  • Gasas esterilizadas.
  • Biberones.
  • Esterilizador.
  • Cepillo limpiabiberones.
  • Agua mineral.
  • Termo para que pueda tomar leche fuera de casa.
  • Bolsa o mochila para llevar las cosas del bebé.

Algunos de los regalos que puedes sugerir son: una trona, bañera y cuna de viaje, música para bebés, hamaquita y monitor para escucharle si llora, entre otros.

Además de todo lo anterior, tu hijo va a necesitar una silla para pasear y una silla para el coche adaptada a su edad.

¿Qué se necesita para bañar a un bebé recién nacido?

Los bebés deben estar limpios, pero no es necesario bañarlos todos los días, pueden ser 3 veces a la semana, por ejemplo. La cara y las manos sí se deben limpiar diariamente con una esponja húmeda.

El momento del baño es importante porque les relaja y les prepara para el sueño, por lo que lo más aconsejable es bañar al bebé por la tarde o por la noche.

Al principio los baños son cortos, de unos 5 minutos y, a medida que crezca el bebé, se podrá alargar el momento del baño para que el niño juegue.

Antes de bañar a tu hijo debes caldear el ambiente para que esté entre 22 y 24 grados y preparar todo lo que necesites de forma que esté a mano.

Para bañar al bebé vas a necesitar:

  • Termómetro, para comprobar que el agua esté a 36-37 grados.
  • Bañera para bebés.
  • Toallas de baño. Si es con capucha mejor porque le podrás cubrir la cabeza y no perderá calor.
  • Esponja natural. Es recomendable utilizar dos, una para el culito y otra para el resto del cuerpo.
  • Gel y champú para bebés.
  • Aceite para bebés. Le podrás dar un masaje relajante a tu hijo.
  • Ten a mano el cambiador y si está en la habitación del bebé, evita un cambio brusco de temperatura al salir del baño.
  • Pañal y crema para el culito.

Cada vez que bañes al bebé es fundamental que le seques bien la cara, le limpies los ojos (con suero fisiológico) y las orejas (con palitos para los oídos). Además, si el niño tiene muchos mocos puedes aspirarlos y echarle suero.

¿Qué necesita un bebé en su habitación?

La habitación  es uno de los lugares donde el niño va a pasar más tiempo y, además, es su lugar de descanso.

Esto es lo que necesita un bebé en su habitación:

  • Una cuna. Para elegirla debes considerar: que esté homologada, que el espacio entre los barrotes no sea superior a 6 centímetros, que la altura sea regulable, que sea resistente, que el tamaño y el colchón sean adecuados para el bebé.
  • Un cambiador de pañales. Puedes tener uno en el baño y otro en la habitación. Es fundamental que sea seguro, estable, que tenga freno en las ruedas y que el tamaño sea el adecuado.
  • Una butaca para papá y mamá. Se puede utilizar para tranquilizar al bebé cuando llora o tiene cólicos, para darle el biberón o el pecho,  o simplemente para estar cerca mientras se duerme.
  • Una cómoda o armario para la ropa. Los bebés suelen utilizar mucha ropa pero, tal y como decíamos antes, no es conveniente comprar demasiada ropa porque crecen rápido. Puedes colocar lo que más utiliza el bebé en los lugares más accesible y guardar algún pañal para cuando le cambies.

Aunque todo lo anterior es importante, lo que más necesita un recién nacido es amor y cariño, así que abrázale, bésale y demuéstrale todo tu amor.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: