Seguridad pasiva del coche

En el mundo automovilístico se habla de elementos de seguridad activa y de seguridad pasiva. Los primeros son los que el coche lleva incorporados para la prevención de accidentes. Entre ellos se encuentran el alumbrado del vehículo, los neumáticos o el sistema de frenado.

Por otro lado están los elementos de seguridad pasiva que son los que el vehículo incorpora para proteger a sus ocupantes cuando el accidente es inevitable. Éstos sistemas o elementos deberán reducir el impacto en los cuerpos de sus integrantes cuando se produzca la fatalidad. Uno de los más conocidos es el airbag.

Elementos de seguridad activa

Los elementos de seguridad activa son todos los sistemas de prevención de los que dispone el automóvil. Algunos de los más destacados son los neumáticos que presentan una estructura de caucho y una cámara de aire. Cada coche debe llevar los adecuados a su peso, cilindrada y demás características. Para tu seguridad se recomienda que revises el aire a menudo, obtendrás un mayor equilibrio y estabilidad del vehículo. No permitas que la banda de rozadura sea inferior a 1,6 milímetros.

Otros elementos de seguridad son los frenos. Es imprescindible cambiar las pastillas de freno cuando te lo recomiende el taller, nunca después. Los sistemas de suspensión y amortiguación del coche garantizan la estabilidad en el contacto con el suelo, especialmente en los terrenos más hostiles.

La seguridad pasiva, ¿cómo reforzarla?

Los elementos de seguridad pasiva están pensados para proteger las vidas de los ocupantes del vehículo cuando el accidente ya es inevitable; por lo tanto, son sistemas de retención que en general se activan en el momento en que se produce el accidente. El cinturón de seguridad fue uno de los primeros sistemas que se crearon para la protección de las personas. En 1959 se estrenó el primero, con un sistema de tres anclajes. En sus inicios solo fue obligatorio para los ocupantes de los asientos delanteros, actualmente es obligatorio para todos los ocupantes. Según la DGT el uso del cinturón reduce en un 45% las muertes por accidente.

Otro elemento a destacar es el airbag que se dispara en milésimas de segundo amortiguando el golpe frontal. Ahora también hay airbags laterales. Los reposacabezas también fueron diseñados como elementos de rebote para reducir el impacto y evitar desnucarse. En algunos modelos, al chocar, se desplaza hacia arriba y hacia delante en milisegundos para proteger la cabeza con un efecto amortiguador. Las personas que miden menos de 1,35 metros deben viajar en los asientos traseros con un dispositivo homologado para su talla y peso. Los bebés y niños pequeños deberán viajar en sillas adaptadas y homologadas con el cinturón atado a la silla según corresponda.

Doble función

El chasis y la carrocería están considerados elementos tanto de seguridad activa como de seguridad pasiva. Ambos estabilizan el vehículo en marcha y a la vez protegen a los viajantes en caso de accidente. Es imprescindible realizar revisiones periódicas al vehículo y mantener todos los elementos en un estado óptimo para tu seguridad y la de los demás.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.