Seguro de esquí: todo lo que necesitas saber

Incluso los más asiduos al esquí, aquellos que lo tienen todo ya por la mano, tienen claro que una escapada a la nieve requiere su preparación: el equipo (alquilarlo si no tenemos), la ropa, el hotel (cuando es preciso), el coche a punto si vamos a desplazarnos con él, los forfaits, las clases… Aquí nos gustaría ofrecerte toda la información para que añadas algo más a tu lista de imprescindibles para esquiar: el seguro.

TRANQUILIDAD

No se trata de llamar al mal tiempo ni de ponernos en lo peor, al contrario, se trata de irnos a esquiar tranquilos, sabiendo que si pasa algo tenemos una ayuda para superarlo, por muy poco y de forma muy fácil, nada más.

Y para eso, para estar tranquilo, es importante que leas bien lo que te incluye o no tu seguro de esquí. Aquí te damos unas pistas.

ASISTENCIA MÉDICA

Si te haces daño esquiando o te pones enfermo, agradecerás tener a alguien que te ofrezca asistencia y que cubra tus gastos médicos, farmacéuticos o de hospitalización, incluso las muletas o si tienes que ir al dentista de urgencia.

En el momento de valorar las coberturas médicas, debes tener en cuenta:

  • Qué conceptos incluye: gastos farmacéuticos, médicos, quirúrgicos, de hospitalización, muletas…
  • Límites económicos que aplica por cada concepto
  • Si diferencia entre países en cuanto a límites económicos en las coberturas. La sanidad no es igual de costosa en todos los países.
  • Si excluye algún servicio.
  • Si aplica franquicias.

Algunos tenemos la tentación de pensar que con nuestro seguro médico ya está todo resuelto, pero cuidado, si tienes un seguro médico, como MEDIFIATC, enhorabuena, eso significa que eres previsor y que accederás a las ventajas de la salud privada pero recuerda que la lesión viene motivada por un accidente y que hablamos de la montaña, por eso es importante pensar también en el rescate, en los traslados y en todo aquello que rodea a la lesión.

RESCATE EN PISTAS Y TRASLADOS

Conoces la situación, la has vivido: la nieve está perfecta, tus músculos están ya activados, has calentado bien y todo va perfecto. Pero de repente pasas al lado sombrío de la montaña, pillas una placa de hielo y pum, al suelo. El seguro de esquí piensa en ese momento, en el momento en que te caes y alguien tiene que subir a buscarte. En moto, en camilla con esquíes, en helicóptero…

Para valorar esta garantía, que ofrecen la mayoría de seguros debes tener en cuenta dos detalles: ¿existe límite en la cantidad que te ofrece tu aseguradora por rescate? (piensa que un rescate en helicóptero puede costar 3.000€) y luego, ten en cuenta que, si te caes fuera de pista, normalmente el seguro no te lo cubrirá.

Luego, hay que pensar en todo lo que conlleva una lesión que requiere asistencia, aquí te damos algunas pistas sobre qué gastos puede llegar a cubrirte un seguro más allá de la asistencia médica:

  • Repatriación o transporte sanitario de heridos o enfermos
  • Gastos de desplazamiento y hotel de acompañante en determinados casos de hospitalización
  • Prolongación de estancia del asegurado en hotel por prescripción médica
  • Acompañamiento de menores
  • Regreso anticipado por fallecimiento o enfermedad grave de un familiar

FORFAITS Y CLASES

Pero hay más, cuando te caes y te haces daño, olvídate de aquellas clases que ya habías pagado para el día siguiente y ya puedes tirar el forfait de 3 días que habías comprado. Con algunos seguros de esquí, puedes recuperar el dinero de forfait y clases que has perdido porque te has hecho daño y han tenido que trasladarte.

RESPONSABILIDAD CIVIL, LOS DEMÁS TAMBIÉN ESQUÍAN

Por último, siguiendo con todo lo que puede pasar cuando nos caemos esquiando, es importante tener en cuenta que en las pistas no estamos solos y que, en nuestra caída, sin querer, podemos hacer daño a otros o causar daños en la estación que nos podrían comportar problemas si los perjudicados nos denuncian.

La cobertura de responsabilidad civil privada en pistas protege al asegurado, de forma que la aseguradora se hace cargo (dentro de los límites indicados) del pago de las indemnizaciones que determine un juez en estos casos.

Algunos seguros ofrecen incluso otras coberturas de protección legal como información legal, asistencia jurídica y anticipo de fianzas en el extranjero.

PUEDE PASAR DE TODO

Muchos seguros de esquí también tienen en cuenta otros problemas con los que puedes encontrarte cuando vas a la nieve, como que te pierdan el equipaje o el material facturado en el aeropuerto o te fuercen el maletero del coche y te lo roben.

CUANDO, DÓNDE Y CÓMO CONTRATAR

La contratación de un seguro de esquí es muy simple. En muchas ocasiones basta con introducir tus datos online y con un click o con una llamada o visita a tu asesor de seguros.

Algunas personas optan por contratarlo en las mismas pistas de esquí con un pequeño suplemento para los días en que dura el forfait. Esta es una opción que puede resultar cómoda y ajusta el precio a los días en que se esquiará.

Este tipo de contratación presenta algunos puntos débiles respecto al seguro de esquí que contratamos antes, cuando decidimos ir a esquiar: dificultades en conocer al detalle qué cobertura se nos está ofreciendo, no inclusión de algunas coberturas como los gastos de repatriación o pérdida de equipaje y el hecho de que no estamos asegurados hasta que compramos el forfait. Recordemos que con un seguro de esquí estamos cubiertos desde el primer momento: si resbalamos en la puerta del hotel, nos fuerzan el maletero y nos roban el equipaje…

En el momento de contratar deberás tener en cuenta algunos detalles:

  • Zona en la que deseas tener cobertura: España, Europa, todo el mundo.
  • Periodo: quieres un seguro para una semana, todo el año o toda la temporada
  • Nivel de cobertura. En ocasiones hay distintas modalidades según los límites que se desean contratar, aunque habitualmente suelen ser paquetes cerrados.
  • Los precios pueden oscilar entre 20€ por persona una semana o 42€ toda la temporada. Algunas aseguradoras ofrecen paquetes para familias.

Finalmente, recuerda que antes de contratar es importante que leas con detenimiento la documentación del seguro y preguntes todo aquello que desconozcas. Un asesor profesional de seguros es una garantía de éxito en el momento de contratar.

Si quieres conocer al detalle nuestros seguros de esquí, puedes acceder a nuestro sitio web o ponerte en contacto con nuestros agentes, ellos te informarán.

SEGURO DE ESQUÍ: TODO LO QUE NECESITAS SABER
5 (100%) 1 vote

Compartir: