que pasa si como pan con moho

Tirar la comida es un pecado y en ocasiones cortar la parte enmohecida para aprovechar el resto podría ser una solución. Sin embargo, eliminar la parte visible del moho que se forma en el pan no garantiza que el resto no esté contaminado. Si es cierto que la presencia de moho en algunos alimentos es normal y si lo retiramos podemos comer el resto, descartar el pan con moho es la acción más segura para tu salud.

En este post te explicamos por qué y qué puedes hacer para evitar que el moho aparezca en el pan.

¿Qué es el moho en el pan?

El moho que se forma en el pan y en otros alimentos es el resultado del crecimiento de hongos.

Los hongos que se desarrollan en la comida, así como el resto de los hongos se reproducen por esporas. Estas últimas pueden ser minúsculas e incluso microscópicas y se encuentran naturalmente en ambientes húmedos esperando las condiciones ideales para desarrollarse.

Existen muchos tipos de hongos que pueden contaminar el pan. Los más comunes son los tipos:

  • Penicilina. Existen muchos tipos de mohos de este tipo y no suelen ser peligrosos a no ser que la persona sea alérgica.
  • Moho de pan negro. Es tóxico y crece también en las frutas, verduras.
  • Cladosporium. Para las personas alérgicas este tipo de hongo es el más irritante.

Si el pan está enmohecido se presentarán manchas de color blanco, verde, amarillo, negro u otros colores, zonas borrosas o filamentosas y desprenderá el típico olor a moho.

foto de pan de molde blanco con moho

¿Por qué se produce el moho en los alimentos?

La presencia de materia orgánica y la humedad son las condiciones ideales para que un hongo se desarrolle. El pan cumple exactamente con estas características y, además, es rico en carbohidratos y otros nutrientes que no solo son ideales para el ser humano.

Por eso, el pan es uno de los alimentos donde es más común que aparezca el moho.

Pero ¿cómo llegan las esporas hasta el pan?

Como hemos comentado, las esporas son presentes naturalmente en el ambiente, por lo que potencialmente podrían depositarse en cualquier alimento. Además, hay que pensar que las esporas son muy resistentes y pueden sobrevivir por mucho tiempo.

El pan, especialmente el de tipo bando y blanco es el que posee las condiciones perfectas para que el hongo pueda alimentarse y reproducirse. Y cuando el moho encuentra la condición perfecta crece muy rápidamente. Un pan de molde contaminado se cubrirá completamente de hongos en apenas tres o cuatro días.

Si te estás preguntando cómo llegan las esporas al pan, la respuesta está en tus manos. ¡Literalmente! Tocar el pan sin lavarse las manos puede ser el comienzo de la contaminación por hongos en un alimento.

Para entender mejor el proceso, unas educadoras del Hospital Infantil C.S. Mott han realizado y documentado el experimento del pan con moho paso a paso para sensibilizar a los niños y a los padres sobre la importancia de lavar las manos. Puedes leer todos los detalles del experimento en este artículo.

¿Qué puede suceder si una persona consume pan con moho?

A todos puede pasar de comer accidentalmente pan con moho y lo más probable es que no nos pase nada más allá de náuseas y molestias gastrointestinales.

Esto se debe a que, por lo general los mohos en el pan son inofensivos para la salud. Como hemos mencionado antes, existen muchos tipos de hongos que crecen en el pan y algunos son inocuos, a no ser que la persona sea alérgica.

Sin embargo, existe la posibilidad de que el pan y otros alimentos contaminados hospeden más de un tipo de hongo al mismo tiempo, y estos encima estén contaminados por bacterias.

Por lo que, a no ser que dispongas de las herramientas adecuadas y tengas el tiempo y habilidades para detectar qué tipos de hongos se han desarrollado en el pan que tienes en casa, lo más recomendable es tirarlo.

El riesgo de comer pan enmohecido consiste en que muchos mohos producen micotoxinas (toxinas fúngicas). La presencia de estas sustancias puede provocar efectos secundarios graves para el ser humano y para los animales.

La Asociación Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) advierte que ingerir alimentos contaminados por toxinas fúngicas como las Aflatoxinas puede inducir enfermedades tan graves como “cáncer y mutagenicidad, así como problemas en el metabolismo de los estrógenos, gastrointestinales o en el riñón”.

Además, la exposición prolongada a las micotoxinas pueden comprometer la inmunidad reduciendo nuestra resistencia a enfermedades infecciosas y producir problemas gastrointestinales agudos.

Para evitar los efectos secundarios de estas toxinas no solo tenemos que evitar la ingesta de alimentos enmohecidos. Olerlos también puede perjudicarnos puesto que las esporas pueden entrar en las vías respiratorias y causar enfermedades.

¿Por qué cortar la parte con moho no es suficiente?

Los hongos son muy resistentes a las variaciones de temperatura y esto es uno de los factores que hace que, por regla general, los alimentos con moho no se pueden descontaminar. En modo particular el problema está en las micotoxinas no se pueden eliminar de los alimentos contaminados.

En el caso del pan, que es un alimento húmedo y poroso, a pesar de eliminar la parte con moho visible lo más probable es que los hongos hayan contaminado por completo el alimento aunque no lo veamos.

Lo mismo ocurre con otros alimentos, especialmente aquellos con alto contenido de agua que favorecen el desarrollo del moho.

Alimentos que se pueden comer con moho

Si es recomendable tirar el pan con moho, ¿por qué comemos otros alimentos enmohecidos?

Los quesos como el cabrales, el queso azul o el gorgonzola contienen mohos y aún así no son peligrosos para la salud (obviamente sí lo son para personas que tienen alergias alimentaria a los hongos y a los lácteos). La explicación es que los mohos utilizados en la producción son seguros.

Además, existen algunos alimentos que sí son seguros de consumir una vez eliminada la parte con moho. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en un informe explica que estos alimentos son:

  • Quesos duros, a los que podemos eliminar el moho que se forma en la superficie y consumirlos.
  • Verduras duras como las zanahorias que también se pueden comer una vez cortado el trozo con mohos.
  • Embutidos curados como el jamón o el salchichón en los que el moho se deposita normalmente.

El resto de los alimentos, especialmente aquellos suaves y ricos en agua, ya sean frutas, verduras, quesos o fiambres, si presentan moho deberíamos tirarlos para salvaguardar nuestra salud.

¿Cómo evitar el moho en la nevera y en los alimentos?

manos de un hombre colocando el pan en una bolsa de tejido limpia para prevenir la formación de moho.

Las temperaturas más elevadas y la humedad son las condiciones favorables para el rápido desarrollo del moho. No obstante, los hongos son muy resistentes y algunos crecen también en ambientes con bajas temperaturas.

Es por esto que el moho puede aparecer incluso en la comida que guardas en la nevera. El moho en los frascos de mermelada y mayonesas ya abiertos, es un clásico.

Para evitar que aparezca moho en el pan y en los alimentos en tu nevera, sigue estos consejos:

  • Guarda el pan en un lugar seco y fresco, posiblemente en una bolsa limpia de papel o tejido En el verano puedes cortarlo en lonchas y congelarlo y sacar solo lo que necesitas en el momento.
  • Lava las manos antes de manipular los alimentos. Aunque sea para sacarlos de la bolsa de la compra para ponerlos en la despensa o en la nevera.
  • Vacía la nevera cada semana para revisar lo que tienes y eliminar posibles alimentos contaminados por moho. Aprovecha para limpiarla y consumir los alimentos que llevan más tiempo almacenados.
  • Haz una lista de la compra inteligente, revisando lo que tienes en casa y comprando alimentos frescos en cantidades adecuadas para pocos días para evitar que se pongan malos.
  • No compres frutas y verduras que tengan moho. Un racimo de uva o una caja de fresas con algunas piezas estropeadas, por ejemplo, podrían estar ya completamente contaminadas y contaminar el resto de los alimentos en tu nevera.
  • Si encuentras un alimento enmohecido, no lo acerques a la nariz para averiguar el estado. Revisa todo lo que esté cerca porque las esporas se dispersan muy rápidamente.
  • El pan y otros alimentos con moho deberías ponerlos en una bolsa de plástico cerrada antes de tirarlos para evitar que las esporas se vayan dispersando en tu casa.

En conclusión, ¿el pan con moho se puede comer? Si has comido por error pan con moho u otros alimentos contaminados por hongos lo más probable es que no pase nada porque muchos de los mohos son inocuos. Sin embargo, para una mayor seguridad alimentaria y para prevenir enfermedades graves producidas por las toxinas fúngicas lo ideal es tirar los alimentos enmohecidos como te hemos explicado en este artículo.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.