Semana Santa en casa

Pasar la Semana Santa en casa puede ser más divertido y provechoso de lo que crees. Las vacaciones de Semana Santa ya están aquí otra vez y, con ellas, la decisión sobre cómo las vas a pasar. Si eres de los que quieres quedarte en casa lee con atención estas recomendaciones. Te proponemos 7 ideas para hacer que estos días te resulten de lo más divertidos.

Disfruta de la naturaleza y de tu ciudad

Este año la Semana Santa llega temprano pero, si el tiempo te lo permite, disfruta del aire libre. Puedes planear una excursión al campo o por la montaña, un paseo de unas horas. Busca una ruta para caminar en familia o planifica una actividad al aire libre como puede ir a recoger hojas y hacer un álbum, por ejemplo.

También puedes pasear por tu ciudad y descubrir rincones que aún no has visitado. Visitar museos e ir a exposiciones. Aprovecha para ir a comer a ese restaurante del que todos hablan en el trabajo y al que aún no has podido ir.

Es posible que en tu ciudad existan mil y una cosas interesantes para ver y aún no las conozcas.

Pequeñas reformas en casa

Otra forma de pasar la Semana Santa en casa es aprovechando para hacer los remiendos que tienes pendientes. Pintar, arreglar un mueble, colgar cuadros… Todo aquello que vas acumulando para “cuando tengas tiempo” podrá terminarse.

Cocina

Si te apasiona cocinar, aprovecha para preparar platos deliciosos para toda tu familia. Invita a tus amigos a comer en casa y déjalos fascinados con tus guisos.

Además, si tienes niños, puedes preparar galletas o pasteles. Ellos te pueden ayudar a preparar la masa y a dar forma a los pasteles. ¡Seguro que les encantará hacer una actividad diferente contigo!

Manualidades en familia

Recupera todas aquellas manualidades que querías hacer y ponte manos a la obra. Desde aquel invento que viste en un programa de televisión hasta el álbum de fotos de las vacaciones pasadas.

Juega en familia

Las vacaciones son un buen momento para estar en familia y hacer actividades juntos. Puedes aprovechar este tiempo para jugar a juegos de mesa. Estos tipos de juegos despiertan la habilidad y el conocimiento de todos. Organiza equipos y planea la estrategia para pasarlo bien.

Cine en casa

Si el tiempo no acompaña para hacer actividades al aire libre, organiza una tarde de cine. Escoged qué película o qué serie queréis ver y ¡no os olvidéis de las palomitas!

Descansa

Por último, y no menos importante, descansa. La Semana Santa en casa puede ser sinónimo de relajación. Aprovecha estos días para relajarte, dormir o hacer ese spa en casa que tanto deseas. Recarga al máximo las pilas para tener una vuelta a la rutina llena de energía y positividad.

Como puedes ver, pasar la Semana Santa en casa no es sinónimo de aburrimiento. Solo hay que saber ver las cosas desde su lado positivo y disfrutar de la compañía de los que tienes cerca. A veces, menos es más.

¿Te ha gustado nuestro artículo?

Compartir: