¿Quieres poseer lo último que propone el mercado y los objetos más deseados del momento? Pues, probablemente el minimalismo no es para ti o no lo es en este momento de tu vida. Sí, porque el minimalismo ante todo es una elección, un estilo de vida. No se reduce a un conjunto de técnicas para poner orden en tu casa, oficina, etc. Vivir con menos es un proceso que empieza por una necesidad de cambiar algo en la propia vida, deshacerse de todo lo que sobra y, el punto más importante, evitar llenar los espacios libres con otros objetos.

Según Marie Kondo, el orden está directamente relacionado con los valores personales y cómo uno quiere vivir. Esta mujer es considerada una de las 100 personas más influyentes del mundo por el Times y es la experta en organización de espacios más famosa del momento. Hemos pensado compartir contigo los aspectos más interesantes de su método, pero antes queremos explorar un poco más el tema del minimalismo. ¿Vivir con menos es realmente posible?

La paradoja de vivir mejor con menos

Ser minimalista, en un sentido más profundo, significa hacer un cambio a nivel mental a la vez que eliminas las cosas que sobran en tu casa. Por eso, no es algo que se logre en dos días sino un proceso lento, un recorrido personal y un aprendizaje continuo. Muchos lo ven como un esfuerzo innecesario, pero las personas que siguen un estilo de vida minimalista no se arrepienten.

De hecho, la revolución de los minimalistas ya ha conquistados muchísimas personas en Estados Unidos y en Japón el número es en aumento. Inspirado por este fenómeno, el fotógrafo Thomas Peter ha realizado un reportaje sobre la vida minimalista en Japón, publicado por Reuters. Muchos de los protagonistas de este trabajo de documentación aseguran que varios aspectos de su vida han mejorado desde que siguen este nuevo estilo de vida.

Por Internet crece el número de blogs y revistas dedicados a este tema también en lengua española. Por lo visto, incluso en Europa el movimiento está empezando a despertar conciencias. Según los que han experimentado un estilo de vida alternativo al consumismo, vivir con menos cosas tiene muchas ventajas:

  • Te permite ahorrar dinero. No hace falta ser un especialista en economía para entender que si reduces los gastos lograrás ahorrar más. Seguir un estilo de vida minimalista, además, te ayudará a gestionar mejor tus finanzas porque cada inversión será hecha con más conciencia y evitarás gastar dinero en cosas que realmente no necesitas.
  • Te hace ahorrar tiempo. ¿Cuánto tardas en desplazar todos los objetos que decoran tu casa a la hora de limpiar? No querrás saberlo… Si cuentas con lo esencial para vivir, esta y muchas otras tareas cotidianas se simplificarán. Así tendrás más tiempo para ti, para tu familiares o amigos y para dedicarte a tus aficiones.
  • Olvídate de perder las cosas. El orden y el hecho de poseer menos te simplificará la vida bajo muchos aspectos. Las llaves del coche ya no desaparecerán y no te encontrarás de repente con una prenda pasada de moda que solo pusiste una vez.
  • El medio ambiente también se beneficia. Consumir menos te llevará a producir menos basura y un menor impacto sobre el medio ambiente.
  • Tu mente estará más abierta a nuevas oportunidades. El hecho de poseer cosas puede representar una barrera mental frente a los cambios, aunque sea a nivel inconsciente. Una mudanza de casa o de ciudad, por ejemplo, será mucho más leve y rápida si solo tienes lo esencial.
  • Te sentirás más libre y feliz. Vivimos en una sociedad de consumo que nos invita a comprar constantemente, con la promesa que poseer ciertos objetos nos hará más guapos, deseados, felices, etc. Para los minimalistas la felicidad se alcanza más fácilmente al poseer solo lo esencial. Tener menos cosas es sinónimo de menos preocupaciones, menos estrés, vivir en entornos más funcionales, ser más productivos y tener más tiempo para hacer lo que te guste.

Estas ventajas para muchas personas equivalen a la felicidad, ¿crees que encajan con tu vida ideal? Entonces, no esperes más y haz el primer paso hacia un estilo de vida minimalista.

Quiero poner orden en mi casa (y en mi vida), ¿por dónde empiezo?

Si sientes que para ti ha llegado el momento de vivir una vida más consciente y minimalista, poner orden en tu entorno para simplificar tu rutina puede constituir el primer paso.

Para lograrlo de forma objetiva y organizada puedes inspirarte en el método Konmari, desarrollado por Marie Kondo. Aquí te resumimos los aspectos fundamentales:

  • Poner orden de forma organizada y metódica es diferente de almacenar. Según la experta, eliminar las cosas que no utilizamos para almacenarlas alimenta el “efecto rebote”. En este trabajo de organización, el almacenamiento es sinónimo de esconder. Por eso, el método Konmari sugiere deshacerse (regalar o tirar) las cosas que ya no utilizamos. Almacenarlas hará que en futuro en nuestra casa vuelva el caos.
  • Es muy importante que cuando decidas poner orden lo hagas de una vez y de forma metódica. En su libro, Marie Kondo te explica paso a paso cómo hacerlo, organizando por categorías (ropa, libros, revistas y papeles, objetos pequeños, etc.) y no por espacios. De este modo, tendrás una visión completa y real de todo lo que posees.
  • Deshacerse de las cosas con conciencia es otro consejo que nos ofrece este método. Quedarse con las cosas que nos transmiten felicidad es el criterio que tendrás que seguir, no vale el guardar las cosas “por si acaso…”. Y, una vez que decidas despedirte de algo, hacerlo con cariño y agradecimiento por el servicio prestado.
  • Una vez terminada la limpieza, la reorganización es otro paso importante. Trata de seguir cierto criterio para que la disposición de los objetos sea más práctica y ordenada.
  • Por último, antes de volver a comprar algo, pregúntate si realmente lo necesitas. Aquí está el secreto para mantener una vida minimalista y dar más valor a lo que tenemos.

Si lo miramos desde otro punto de vista, este método ayuda a entender que es lo que realmente es imprescindible en nuestra vida. Quién sabe, podrías llevarte alguna que otra sorpresa.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.