Superalimentos: el kale y la espirulina

El kale y la espirulina son dos de esos superalimentos que necesitas incluir en tu dieta. Tanto uno como otro contienen la mayoría de los nutrientes que tu cuerpo necesita para una salud óptima.

¿Qué son los superalimentos?

En primer lugar vamos a aclararte qué es un superalimento y de dónde viene. Como ya sabrás, hoy en día, la mayoría de los alimentos que ingerimos son procesados. Esa manipulación química e industrial de los alimentos hace que su contenido en nutrientes sea pobre. Y que, por lo tanto, nuestra alimentación no sea de la calidad deseada.

La buena noticia es que se han redescubierto los superalimentos. Los superalimentos provienen sobre todo de las culturas tradicionales, y han sido y siguen siendo utilizados por los pueblos indígenas. Generalmente forman parte de la alimentación básica de estos pueblos, que los consideran como alimentos medicinales. El motivo por el que los pueblos indígenas llaman a los superalimentos “alimentos medicina” es porque están repletos de nutrientes básicos para nuestra salud.

Dentro de la larga lista de superalimentos, hoy te vamos a dar a conocer dos superalimentos estrella: el kale y la espirulina.

¿Qué es el kale?

El kale viene de la familia de la col rizada, pero te aporta muchísimos más nutrientes que esta. Las propiedades nutricionales del kale son numerosísimas. De entre sus principales propiedades encontrarás que es muy rico en calcio, hierro, magnesio, zinc y potasio. Además es una importante fuente de proteína vegetal y también te aporta fibra. Pero su característica estrella viene dada por su alto contenido de vitaminas, sobre todo de vitamina C. También te aporta vitaminas A, E y K, y su aporte de hidratos es mínimo.

De entre los motivos por los que debes consumir Kale, te diremos que este superalimento es el indicado para combatir la anemia. Tiene también la ventaja de reducir los niveles de colesterol malo y prevenir enfermedades cardiovasculares.  Y si aún no te has convencido, debes saber que es el alimento escogido por muchos deportistas, por su poder antioxidante y su gran aporte nutritivo.

Además el kale lo puedes consumir fresco, en ensaladas, o cocinado, incluso también lo puedes añadir a batidos y zumos.

¿Qué es la espirulina?

A este alimento se le conoce como el alimento del futuro, nada más y nada menos. La espirulina es un alga de color verde-azulado que concentra una gran cantidad de proteína vegetal, vitaminas y minerales.

Destaca por ser una increíble fuente de vitamina B12, así como de calcio, magnesio, zinc, ácidos Omega 3, potasio, enzimas y clorofila. Y, por si fuera poco, esta bomba de nutrientes es fácilmente asimilable por tu organismo. Tanto es así, que hay proyectos donde se trabaja con la espirulina para acabar con la desnutrición a nivel mundial.

Tanto en países subdesarrollados, como en países desarrollados, la espirulina ha de estar presente en la dieta diaria. Este superalimento te ayudará a combatir y prevenir la obesidad, la diabetes, la artritis, las úlceras, el asma, la hipertensión, las infecciones, y un largo etcétera.

La puedes incorporar a tu dieta diaria en forma de polvo o cápsulas. La recomendación es tomar una cápsula media hora antes de cada comida, o disolver el polvo en zumo a media mañana y a media tarde.

El kale y la espirulina son dos superalimentos que te ayudarán a recuperar energía, prevenir enfermedades, y a seguir una dieta sana.

SUPERALIMENTOS: EL KALE Y LA ESPIRULINA
5 (100%) 1 vote

Compartir: