Las 7 técnicas de relajación más efectivas contra el estrés

El estrés se considera uno de los factores con mayor impacto sobre nuestra salud y bienestar en las últimas décadas. Si es cierto que unos niveles de estrés moderado son esenciales para mantenerse activos, el estrés excesivo puede resultar dañino para la salud. Ya hace más de medio siglo que varios científicos estudian las causas y cómo evitar los efectos negativos del estrés. Las técnicas de relajación, actualmente, son la solución más adecuada para enfrentar y prevenir los problemas causados por el estrés.

Antes de presentarte las más eficaces, miramos por qué cada vez más personas recurren a ellas.

¿Por qué nos estresamos?

Mantener nuestro estado emocional y físico equilibrado en un entorno repleto de estímulos y constantemente cambiante es uno de los grandes retos para las personas hoy en día. Sobre todo para los que viven en grandes ciudades, donde los ritmos suelen ser muy acelerados.

Los efectos del estrés también varían de persona a persona. Según el profesor Santiago Rojas, autor del libro “Desestrésate”, eso es porque cada uno responde de manera diferente a los cambios.

Por ejemplo, frente a un fracaso profesional hay personas que reaccionan intentádolo una y otra vez. Otros padecen miedo, ansiedad y se bloquean. Todo es cuestión de cómo nuestro organismo y nuestra mente elaboran y valoran determinados estímulos externos o cambios.

El estrés negativo, distrés en términos médicos, nos puede afectar a todos en mayor o menor medida. En algunas investigaciones científicas se ha demostrado que el estrés afecta principalmente:

  • Circulación sanguínea: las personas que no logran mantener cierto control sobre el estrés tienen más tendencia a sufrir de problemas coronarios y tensión alta.
  • Cerebro: situaciones de estrés repetidas tienen un efecto negativo sobre las funciones cerebrales.
  • Sistema inmunitario: la tensión nos hace más vulnerables frente a virus e infecciones. Todavía se desconocen los mecanismos exactos, pero se investiga la relación entre cáncer y estrés prolongado.

Tratar de reducir los niveles de estrés y tener una actitud positiva frente a los desafíos del día a día son acciones más que urgentes, ¿estás de acuerdo?

En este sentido, el yoga y la meditación se consideran técnicas de relajación muy efectivas, pero no son las únicas. Te proponemos las mejores para reducir el estrés rápidamente.

El mindfulness es una técnica de relajación basada en la meditación

El mindfulness es una técnica de relajación basada en la meditación.

Las 7 mejores técnicas de relajación

El objetivo principal de cualquier técnica de relajación consiste en reducir la tensión física y mental. Es por eso que el deporte en general es muy recomendado. Ayuda a mantener el organismo en forma y aliviar el flujo de trabajo mental. Por lo menos durante la actividad.

Ansiedad, insomnio, cefaleas, ataques de pánico, dolores musculares, hipertensión, depresión, búsqueda de un equilibrio psico físico, etc. Son los síntomas que podrían llevarte a probar algún tipo de técnica de relajación.

Sin embargo, lo ideal sería empezar con la práctica de ejercicios de relajación voluntaria antes de percibir los síntomas del estrés. Te proponemos algunas técnicas entre las más contempladas para reducir el estrés:

  1. Wushu, Tai Chi y Qigong. Estas disciplinas orientales ayudan a relajar los músculos creando una sensación de bienestar en el cuerpo. La concentración requerida para realizar las posturas y movimientos, además, contribuye a desconectar la mente.
  2. Atención plena. También conocida como mindfulness, es una técnica basada en la meditación y ejercicios que ayudan a tomar consciencia de las acciones y sensaciones físicas. A partir de esta técnica, en los años 80 se ha desarrollado el programa REBAP con fines terapéuticos para la reducción del estrés negativo y sus síntomas.
  3. Entrenamiento autógeno. Esta técnica fue desarrollada en los años 30 del siglo pasado por el médico Johannes Schulz. Se basa en la autorregulación de los niveles de estrés y es muy cercana a la meditación, aunque basa su enfoque sobre el control del estrés. Es decir, utiliza el estrés negativo y lo transforma en una respuesta positiva. Aprender esta técnica significa tomar consciencia sobre las respuestas del cuerpo y aprender a equilibrar los sistemas que controlan circulación, pulsaciones cardíacas y respiración.
  4. Relajación muscular progresiva. Es otro método desarrollado en el siglo pasado con el objetivo de reducir las tensiones causadas por el estrés. Ha sido desarrollada por el médico Edmund Jacobson, y consiste en una serie de ejercicios para lograr la relajación de todo el cuerpo.
  5. Risoterapia. Una técnica psicoterapéutica basada en la risa como método para aliviar tensiones y relajar el cuerpo y la mente. Las sesiones suelen ser grupales y es una técnica excelente si lo que buscas es salir de un período de fuerte estrés que involucra varios aspectos de tu vida.
  6. Sonoterapia. Esta terapia alternativa se basa en los efectos de los sonidos para la relajación. Para que la técnica produzca efectos relajantes, el canto, los cuencos tibetanos y diapasones utilizados en las sesiones tienen que estar afinados según determinadas frecuencias. Aquí encontrarás una playlist con los sonidos adecuados para realizar esta práctica.
  7. Pranayama, o técnicas de respiración consciente. Escuchar tu propia respiración te ayuda a tomar conciencia de tu estado de ánimo. Viceversa, aprender a controlar tu respiración te permite producir cambios en tu estado de ánimo. Existen varios ejercicios de pranayama y uno muy sencillo consiste en apoyar las manos en el vientre y realizar 10 respiraciones profundas y completas. Este ejercicio repetido varias veces al día puede ayudarte a estar más presente y prevenir situaciones de ansiedad antes que te atrapen.

El aspecto más interesante de estas técnicas para relajarse es que no es necesario esperar los síntomas negativos del estrés para ponerlas en práctica. Estos métodos practicados con constancia actúan modificando la actitud mental de la persona frente a la vida y, consecuentemente, ayudan a controlar el estrés.

tecnicas de relajacion ansiedad

Las técnicas de relajación ayudan a reducir la ansiedad en el día a día.

¿Qué beneficios aportan?

Practicar actividades relajantes debería ser parte de la rutina de cada uno, desde la infancia. De hecho, es en esta etapa de la vida que aprendemos a gestionar las emociones, interpretar y lidiar con los estímulos que recibimos desde el exterior.

A través del juego o las técnicas de relajación podemos reencontrar el equilibrio y, además:

  • Disminuir la tensión arterial y mejorar la circulación
  • Reducir la ansiedad
  • Gestionar las emociones negativas
  • Fortalecer nuestro sistema inmunitario
  • Ser más conscientes de las necesidades de nuestro organismo
  • Ser más felices y optimistas
  • Estar más concentrados y productivos

Al fin y al cabo, la mayoría de los problemas tienen el peso que nosotros mismos les asignamos. Con una actitud positiva quizás logremos soluciones más efectivas, ¿no crees?

Para terminar, ¿sabías que el estrés también se contagia? Los ambientes de trabajo y ciertas amistades pueden ser poco favorables para tu salud. Las técnicas de relajación, también, te permiten aprender a reconocer situaciones que te generan estrés y gestionarlas.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.