Temporada de setas: consejos y curiosidades

Llega la temporada de setas, la gastronomía de otoño y las excursiones al bosque para coger este alimento tan preciado.

Las setas son uno de los productos más deseados de otoño y los más deseados en la cocina. Son muchos los que se aventuran a ir al bosque a buscarlas, pero no todos sabemos cómo reaccionar frente la gran variedad de especies.

La experiencia de ir a recolectar hongos por uno mismo es muy gratificante, pero hay que tener en cuenta algunos aspectos. A continuación, te contamos algunos consejos que debes tener en cuenta para hacer frente a la temporada de setas.

Todos sabemos que las setas crecen en la naturaleza. Por este motivo, hay que ser responsable y cuidar el entorno natural.

La mejor temporada de setas es el otoño

Las temperaturas de otoño favorecen la aparición de las setas. Después del calor del verano y con las primeras lluvias de otoño, las zonas naturales aumentan el nivel de humedad y juegan un papel favorable para que nazcan los hongos.

Pasados estos fenómenos meteorológicos y con las setas sacando cabeza entre las raíces de los árboles, llega el momento de ir a recolectarlas.

Buscar setas es un deporte al aire libre. Para ello, es necesario que nos equipemos. La equipación básica para ir a buscar setas es un buen calzado y ropa cómoda e impermeable. Sin olvidar la cesta de mimbre y un cuchillo o navaja para cogerlos.

Durante la temporada de setas podemos encontrarlas por cualquier provincia de nuestro país. Aun así, no todas las especies son comestibles y no todas las zonas son buenas. Si puedes, te recomendamos que visites la mitad norte. Especialmente, bosques de encinas y pinos. Es en estas zonas donde se pueden encontrar las setas comestibles más conocidas y gustosas.

Ya hemos visto que no todas las setas crecen en todas partes. Hay especies que florecen con más facilidad en zonas determinadas. Y son muchas las especies venenosas que viven en nuestros bosques. Por este motivo, te recomendamos que consultes en todo momento cuáles son las especies comestibles. Puedes llevar contigo un libro explicativo para asegurarte qué especies son comestibles.

¿Qué setas son comestibles y qué setas no?

Consulta a un experto y ante la duda, tírala. De todos modos, si tienes alguna duda te recomendamos lo siguiente:

  • Aparta del cesto las setas que no sepas si son comestibles.
  • Pregunta a un experto micólogo antes de recogerlas o una vez llegues a zonas habitadas.
  • Nunca cocines ni manipules una seta no comestible.
  • Y, el consejo más importante: si no conoces la especie, déjala en el bosque.

¡Hemos encontrado el tipo de seta que queríamos y llega el momento de recogerla! Sin dañar la seta ni el suelo, coge la navaja y córtale el pie. Procura no dañar el micelio del hongo ni la tierra. Límpiala, quítale la tierra y las hojas que pueda tener pegadas en su sombrero. Luego, deposítala en tu cesta y espera a que llegue el momento de cocinarla.

La temporada de setas es el mejor regalo gastronómico que nos depara el otoño. Podemos disfrutarlas y debemos tener cuidado con ellas. Recuerda que la seguridad y la salud es lo primero.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.