bol de ensalada con varios tipos de algas verdes

Imagina tener a disposición unas verduras que prácticamente crecen sin cuidados, no es necesario regarlas, no hay que trabajar la tierra o utilizar pesticidas. En realidad, estas verduras ya existen, pero, a diferencia de las que sueles comer, crecen en el mar. Probablemente ya hayas probado las algas en algún restaurante, pero nunca se te ha ocurrido ponerlas en la cesta de la compra. Hoy te presentamos los tipos de algas más comunes, te recordamos sus nutrientes y te proponemos alguna receta para incluirlas en tu menú.

Qué son las algas

Las algas son seres vivos similares a las plantas que crecen en la tierra, por eso también se conocen como verduras del mar. Algunos tipos de algas son comestibles y aportan interesantes nutrientes para nuestro organismo.

Según el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) las algas serán el alimento del futuro porque ofrecen grandes cantidades de algunos nutrientes esenciales y, en algunos casos, principios activos con propiedades medicinales.

¿Cuántos tipos de algas existen en el mundo?

Las algas se clasifican en tres tipos principales: algas rojas, algas verdes y algas pardas. Existen muchísimas variedades y crecen tanto en aguas saladas como en agua dulces.

Por lo general, las algas comestibles son aquellas que crecen en el mar, puesto que la mayoría de las algas de aguas dulces son tóxicas. No obstante, también hay especies de algas de mar que pueden resultar irritantes para nuestro sistema digestivo y laxantes.

Hay unos 50 tipos de algas comestibles que se utilizan hoy en día y la mayoría se cultivan. A pesar de que en Europa ya hace años los restaurantes las utilizan como ingrediente en una gran variedad de platos, los países en los que más se comen estas verduras de mar son Japón, Corea y China y otros países costeros orientales.

En Europa los países que culturalmente consumen algas son Irlanda y algunas regiones del norte de Francia. Estos mismos países son los mayores productores de algas en nuestro continente.

Las algas comestibles en España no terminan de despegar como ingrediente en las cocinas, no obstante sus interesantes propiedades nutricionales.

¿Qué nutrientes aportan las algas?

Las algas son verduras que aportan sustancias de alto valor nutricional y son bajas en calorías. Entre los nutrientes más comunes encontramos:

  • Fibra. En muchos casos el contenido en fibra es equivalente a casi al 60% del peso del alga deshidratada. Sin embargo, a diferencia de los vegetales que se cultivan en el huerto, contiene sobre todo fibra soluble.
  • Vitaminas. Aporta vitaminas del grupo A, B, C, D, E, riboflavina, niacina, ácido pantoténico y ácido fólico.
  • Minerales. Destacan: sodio, calcio, potasio, cloro, sulfuro, fósforo, yodo, hierro, zinc, cobre, selenio, molibdeno, flúor, manganeso, boro, níquel y cobalto.
  • Proteínas. Aportan buenas cantidades de aminoácidos y, entre otros, aminoácidos esenciales (aquellos que nuestro cuerpo no puede producir).
  • Grasas. En general, contienen más lípidos que las verduras terrestres, pero su aporte es entre el 1 y el 5% de su peso y se trata de ácidos grasos tipo omega 3.
  • Antioxidantes. Los pigmentos presentes en las algas tienen efecto antioxidante.

Como hemos mencionado, las algas son fuente de yodo y tan solo unos gramos de estas verduras de mar nos aportan la cantidad diaria recomendada, por lo que hay que medir bien las dosis para no pasarnos. Este mineral tomado en exceso se ha relacionado con problemas de tiroides. Por este motivo, se desaconseja el consumo de algas en personas con patologías como el hipertiroidismo y, por lo general, es mejor consumir este alimento sin abusar.

¿Cuáles son las mejores algas marinas para comer?

De la gran variedad de algas comestibles que se conocen hasta la fecha, hay algunas que destacan por sus propiedades, textura y sabor y por esto se han hecho más populares.

Son un ejemplo las algas:

  • Nori
  • Wakame
  • Kombu
  • Espirulina
  • Hiziki
  • Dulse
  • Arame
  • Cochayuyo
  • Fucus
  • Chlorella
  • Agar-agar
  • Musgo de Irlanda
  • Lechuga de mar

Tres tipos de algas comestibles y recetas recomendadas

A continuación, te proponemos tres de las algas más comunes, te explicamos sus características y cómo puedes utilizarlas en tus recetas.

Wakame

Las hojas de alga Wakame son comestibles y destaca sobre todo por su contenido en ácidos grasos omega 3. Este tipo de alga comestible se caracteriza por un sabor suave y una textura blanda y sedosa. En Europa se comercializan las hojas cortadas en trocitos y deshidratadas. Se expande mucho durante la cocción o rehidratación.

El alga Wakame es un ingrediente muy común en la cocina japonesa y coreana y se utiliza especialmente en la elaboración de sopas y ensaladas.

Ensalada de Wakame y pepino

Para preparar esta ensalada tendrás que rehidratar el alga (se recomienda no superar los 5 g de Wakame seca al día) siguiendo las indicaciones del productor. Mientras el alga está en remojo en agua, pela y corta el pepino en rodajas finas y colócalas en un bol con agua fría, hielo y una cucharada de sal y deja reposar en la nevera durante media hora.

A parte, mezcla tres cucharadas de salsa de soja con tres cucharadas de vinagre de arroz o de manzana. Pasados los tiempos de rehidratación escurre el pepino y el alga y colócalos en platitos individuales. Añade el aliño de soja y una cucharadita de semillas de sésamo.

Dulse

El alga Dulse se  caracteriza por un bonito color rojo púrpura y es un tipo de alga roja. Su sabor es ligeramente picante y entre las algas comestibles es de las que más vitamina C nos aporta. Se puede utilizar en una gran variedad de recetas rehidratada o ligeramente torrada.

Crema de calabaza con alga Dulse

Sofreír una cebolleta en una olla con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra durante dos minutos. Añadir 400 g de pulpa de calabaza cortada en cubitos y 300 ml de caldo de verduras. Tapar y dejar cocinar unos 20 minutos y mientras rehidratar 5 g de alga Dulse. Cuando la calabaza esté hecha, apaga el fuego. Escurre el alga Dulse y añádela en la olla, añade una pizca de sal y pimienta y utiliza una batidora para obtener la textura deseada.

Espagueti de mar

El nombre de este tipo de alga nos indica su aspecto. Es una verdura de mar con textura más carnosa y compacta con un sabor que recuerda el del calamar o la sepia. Por estas características y por sus propiedades nutricionales (contiene más hierro que las lentejas) es una de las más populares en Europa.

Arroz integral con Espagueti de mar

Los tiempos de cocción de los dos ingredientes son parecidos, por lo que solo tendrás que poner a hervir la cantidad de agua suficiente para la cantidad de arroz que deseas preparar y añadir el arroz integral y el alga deshidratada en trocitos. Ten en cuenta que el alga tiene un gusto salado, por lo que no será necesario añadir sal durante la cocción del arroz. Es un complemento ideal para acompañar verduras salteadas o platos a base de pescado.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.