mujeres meditando durante una clase de Kundalini, uno de los tipos de yoga para principiantes.

¿Has probado una clase de yoga en algún estudio y no ha sido como te lo esperabas? Pues, es algo que suele pasar a menudo. Existen tanto tipos de yoga y cada profesor tiene su estilo personal que resulta difícil hacerse una idea antes de probar. Es por esto que lo ideal es que pruebes más de una sesión en diferentes centros antes de decidir qué tipo de yoga es ideal para ti.

Una vez que tengas más claro en qué consiste cada estilo de yoga, incluso podrás combinar varios y aprovechar sus beneficios según como te encuentres en un determinado momento.

En este post te explicamos las características de los estilos de yoga más practicados para que te hagas una idea de lo que te puedes esperar durante una clase.

10 tipos de yoga explicados

1. Hatha yoga

Hatha es un término sánscrito que significa sol (Ha) y luna (Tha) y en el yoga comprende todas las formas físicas. El propósito de las posturas en el yoga es conseguir el equilibrio entre las energías masculinas y femeninas en cada uno de nosotros. El objetivo del estilo Hatha yoga es trabajar la fuerza y la flexibilidad creando equilibrio entre estas dos.

La práctica de Hatha yoga es ideal tanto para principiantes como para yoguis más avanzados puesto y se puede practicar a cualquier edad. Una clase de Hatha yoga se centrará en las asanas (posturas) y la respiración y es un estilo algo más lento comparado con otros tipos de yoga. Si estás empezando con el yoga este estilo es ideal para fortalecer el cuerpo y ganar flexibilidad a la vez que creas equilibrio entre tu mente y cuerpo.

2. Iyengar yoga

Este estilo de yoga debe su nombre a su fundador, B.K.S. Iyengar, uno de los maestros de yoga más reconocidos en el mundo. Iyengar entrenó a cientos de profesores de yoga y dio varias charlas en todo el mundo a lo largo de su vida contribuyendo a la popularización de esta disciplina también en occidente.

La práctica de yoga Iyengar tiene como propósito la alineación del cuerpo. En las clases de este estilo de yoga las posturas se mantienen más tiempo utilizando la respiración y materiales como bloques, mantas, cojines y cintas para profundizar en las asanas.

3. Ashtanga yoga

La palabra Ashtanga se traduce literalmente como los 8 pasos que se refiere al camino de los yoguis para conseguir enfocar la mente en un solo punto. Es un tipo de yoga practicado por millones de personas en todo el mundo y se considera como uno de los estilos tradicionales de India.

Una clase de ashtanga incluye las posturas del estilo Hatha yoga, pero con una dinámica más fluida y en sincronía con la respiración. Este estilo exige más esfuerzo y resistencia física, por lo que es ideal para personas con cierta preparación física o que ya practican yoga.

4. Vinyasa yoga

Vinyasa yoga o vinyasa flow es un tipo de yoga muy de moda en estudios de yoga y gimnasios. De la misma forma que el Ashtanga yoga el propósito de este estilo es la armonía entre movimientos y respiración.

Las clases suelen ser muy dinámicas y las asanas exigen fuerza física, buena flexibilidad y mucha concentración. Los movimientos son fluidos y suelen ser practicados acompañados por música lo que hace que sea un tipo de ejercicio muy agradable, casi como una danza. Es ideal para ti si lo que te gusta es el movimiento y quieres mantenerte en forma practicando yoga.

5. Kundalini yoga

Kundalini es la energía que reposa en el sacro, la base de nuestra espina dorsal, y que se visualiza como una serpiente enroscada. En la práctica del Kundalini yoga el propósito es despertar esta serpiente para que ascienda hasta la coronilla donde se encuentra la glándula pineal. Dicho de otra forma, la práctica tiene como objetivo liberar la energía y despertar, llevar al individuo a un estado de conciencia iluminado.

En una clase de Kundalini se trabajarán no solo las posturas con especial enfoque en la zona abdominal, el punto de equilibrio en nuestro cuerpo. También se realizan ejercicio de respiración y meditación y puede incluir cantos y mantras.

personas sentadas practicando un tipo de yoga

6. Yoga restaurativo

Como el mismo nombre sugiere, el yoga restaurativo tiene como objetivo la relajación. Se trata de un estilo de yoga terapéutico que utiliza las bases del Hatha yoga para mejorar la postura, liberar el estrés, fortalecer los músculos y trabajar la flexibilidad.

Durante una clase de yoga restaurativo se realizarán posturas modificadas para que resulten más fáciles con el objetivo de estirar los músculos y relajar tensiones. Se emplean soportes como cojines, bloques y mantas. Es un estilo ideal para deportistas de cualquier disciplina para el estiramiento muscular y también para quien sufre dolor de espalda.

7. Yin yoga

Es un tipo de yoga más meditativo que, como el yoga restaurativo tiene como objetivo la relajación.

Una clase de Yin yoga se caracteriza por posturas que se mantienen por varios segundos y hasta dos minutos. El ritmo es muy lento y puede incluir meditaciones. El Yin es otro tipo de yoga recomendado para principiantes.

8. Jivamukti yoga

Es un estilo de yoga fundado en Nueva York por los maestros de yoga Sharon Gannon y David Life en 1984. Jivamukti significa “liberación en vida” y tiene como propósito la iluminación y el conocimiento.

Este estilo es practicado en todo el mundo y se puede considerar un vinyasa flow que incorpora enseñanzas espirituales de la cultura Hindú. ¿Qué te puedes esperar de una clase de Jivamukti? Cada clase se enfoca en un tema, se abre con un canto y sigue una serie de asanas dinámicas. Es un estilo que destaca por el equilibrio entre la práctica física y espiritual.

9. Sivananda yoga

Es otro tipo de yoga que se ha desarrollado en Estados Unidos, pero en 1957 por el maestro Swami Vishnudevananda. La práctica de Sivananda abarca los 5 pilares de la vida yóguica: respiración, ejercicio, dieta, relajación y pensamiento positivo.

La práctica incluye normalmente el saludo al sol seguido de doce asanas (con posibles variaciones) y la relajación final, Savasana. Durante estas clases no suele haber música.

pareja practicando acroyoga al aire libre

10. Acroyoga

Es un estilo de yoga que une a la práctica del yoga acrobacias y masaje tailandés. Es un estilo que propone trabajar varios aspectos de la esfera del individuo desde los aspectos más espirituales hasta los más lúdicos.

Practicar Acroyoga exige mucho control, flexibilidad y fuerza física, pero también concentración y equilibrio. Este tipo de yoga al igual que el resto de prácticas de yoga tiene beneficios para la salud porque nos ayuda a mantenernos en forma. Además, favorece la confianza en uno mismo y en los demás, y la alegría.

Ahora ya sabes un poco más sobre los diferentes tipos de yoga y lo que te puedes esperar de cada clase. ¿Qué estilo de yoga te animas a experimentar?

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.