trabajar desde casa

Muchas personas han experimentado por primera vez el trabajo remoto en estas últimas semanas obligados por las medidas de confinamiento por el Covid-19. De un día para el otro, miles de españoles han empezado a trabajar desde casa sin estar realmente preparados para este paso y podrían sentirse frustrados y dispersos.

Si estás leyendo este artículo, es probable que te sientas disperso y no logres trabajar con el mismo ritmo que sueles tener en la oficina. ¿Cómo se logra mantener la concentración trabajando desde casa?

En este post te damos algunos consejos para que tus jornadas de trabajo sean más efectivas.

¿Por qué me cuesta trabajar desde casa?

Estrés, sensación de angustia y frustración son algunos de los sentimientos que pueden acompañar a las personas cuando pasan por un período de adaptación a una nueva situación. Un nuevo entorno de trabajo, por ejemplo.

Desde luego, trabajar desde casa no es un cambio automático, sino que es necesario:

  • Adaptarse a un nuevo entorno.
  • En muchos casos, hay que crear y adaptar el hogar para poder teletrabajar.
  • Aprender a utilizar nuevas herramientas para hacer reuniones virtuales, configurar el entorno de trabajo, etc.
  • Reorganizar la rutina familiar, sobre todo los que tienen hijos pequeños.

El listado de las consecuencias que puede conllevar esta nueva forma de trabajar, obviamente se ve amplificado por la componente pandemia. No solo hay que lidiar con los cambios que el teletrabajo comporta, sino que también nos afectan otras preocupaciones e incertidumbres que es normal que tengas.

teletrabajo

Con todo lo anterior, lo normal es que te cueste mantener la concentración. ¿No crees?

Si esto fuera poco, piensa que ser productivos y mantener la concentración puede resultar aún más complicado cuando la empresa no está preparada. Y en nuestro país, donde la cultura del teletrabajo se sitúa por debajo de la media Europea, esta realidad es la regla.

En España el porcentaje de los trabajadores que trabaja habitualmente o algunas veces desde casa está entorno al 7,5% muy por debajo con respecto a países como Holanda, Suecia e Islandia donde los números superan el 30%.

Ahora bien, a pesar de que te encuentras ante una situación nueva para la  que nadie te ha preparado, mantener la concentración y sacarse de encima esa sensación de frustración que sientes te traerá beneficios tanto a nivel profesional como personal. Por lo que vale la pena, ¿estás de acuerdo?

¡Sigue los consejos a continuación y prepárate para tomar e l control de la situación hoy mismo!

3 claves para mejorar tu concentración trabajando desde casa

Ante todo, es importante que entiendas que el problema no eres tú. Esto te permitirá salir del bucle de “esto no es para mí” o “esto es imposible” y buscar soluciones.

Un poco de estrés es necesario en estas situaciones para ayudarnos a superar los desafíos, pero tener pensamientos negativos no ayuda de nada.

Para adaptarse a esta nueva situación también es necesario tener en cuenta que hay que pasar por un proceso gradual. En ocasiones, esto significa aprender a utilizar nuevas herramientas o tener que hacer las cosas de otra forma.

Te proponemos algunas claves que te ayudarán a mantener el foco y optimizar tus días mientras trabajas desde casa.

entorno de trabajo organizado

1. Organizar el espacio

No es una novedad que el desorden en los espacios se considere una señal de desorganización del mundo interior de la persona.

Además, un entorno desordenado es incómodo y retroalimenta tu sensación de angustia. Para y observa. Si el lugar en el que estás trabajando en tu casa está desorganizado, dedica tiempo para arreglarlo.

Esta actividad puede parecer una pérdida de tiempo, pero te resultará muy útil para acabar de acostumbrarte al entorno y hacer que resulte más cómodo.

Este paso también incluye optimizar el entorno. Por ejemplo, podría ser necesario mejorar la señal del wifi para que no haya interrupciones en las reuniones online.

En algunos casos tendrás que compartir el espacio con otros miembros de la familia y esto se hace más complicado en casas pequeñas, en estos casos hay que optimizar al máximo el espacio.

Todas las pautas, desde la organización del espacio de trabajo hasta las herramientas para hacer reuniones virtuales con tus colegas de trabajo, son pensadas para mejorar la productividad desde un enfoque del bienestar y organización.

 Sigue nuestros consejos y crea el mejor entorno para reducir el estrés y mejorar tu concentración trabajando en remoto desde tu casa. ¡El acceso a la plataforma es libre!

2. Establecer rutinas

El empleo a distancia no es sinónimo de vacaciones. Tendrás que dedicar el mismo tiempo a las tareas que desempeñas en la oficina y seguir haciendo también tus tareas personales.

Durante los primeros días como teletrabajador es posible que estos dos ámbitos de tu vida, el profesional y el personal, se vayan mezclando. ¿Te suena? Pues, esa sensación de frustración que sientes por bajo rendimiento depende en parte de esto.

Por este motivo, es importante establecer unos horarios y crear nuevas rutinas. Además, es muy recomendable seguir ciertos hábitos saludables durante las horas de trabajo, desde las pausas para descansar los ojos, hasta los ejercicios para estirar los músculos.

Sobre todo en las situaciones complejas como la que estamos viviendo, la gestión del tiempo es clave. Si quieres saber más sobre este tema y las herramientas para optimizar tu jornadas de trabajo, lee este artículo.

pareja cocinando en casa

3. ¡Actitud positiva, siempre!

También es muy importante no transformar toda la casa en una oficina. Es decir, aunque ahora tu vida personal y profesional se desarrollan en el mismo ambiente es clave separar las dos cosas.

En este sentido, a la vez que es muy importante establecer horarios, también es clave saber desconectar y realizar actividades de ocio o practicar deporte. Este aspecto es muy importante para tu bienestar mental y para la salud de las relaciones interpersonales. Sobre todo, te ayudará a sobrellevar este momento tan complicado y excepcional.

Recuerda que echarte la culpa por no lograr mantener la concentración es contraproducente. Pensar positivo y tomar el control de la situación, en cambio, facilitará el proceso de adaptación a la nueva situación.

¿Te sientes poco productivo cuando trabajas a distancia? ¿Qué acciones o herramientas crees que te ayudarían a mejorar el entorno de trabajo en casa.

Compartir: