El uso del coche eléctrico en España

Recientemente hemos sabido que el gobierno Chino ha apostado por la fabricación y el uso del coche eléctrico en su país. Nuestro país, como potencial gran productor de energías renovables, también podría liderar este crecimiento y apoyar el uso del coche eléctrico en España.

El vehículo eléctrico proporciona un ahorro de combustible y, si se tiene en cuenta la autonomía y el gasto por kilómetro, puede llegar a ser una gran alternativa para los desplazamientos en ciudad.

En pocos años, China ha implantado una política favorable para potenciar la utilización de este tipo de vehículo implantando una serie de ayudas para todo aquel ciudadano que quiera adquirir un coche de estas características.

La industria del vehículo se ha potenciado tanto que, en poco tiempo, ha generado un impacto económico. Ya se han empezado a crear nuevos puestos de trabajo para este sector que se encuentra en auge. Actualmente, el ranking mundial de venta de coches eléctricos lo lidera China. Durante el 2016 vendió 648.770 unidades. El segundo país es Estados Unidos, que vendió 563.710 unidades.

El coche eléctrico en España

En España el escenario es un poco dispar. Si bien es cierto que durante el 2015 las ventas no fueran malas, en 2016 el volumen disminuyó. Los consumidores opinan que se trata de una buena alternativa al coche tradicional pero piden más ayudas para hacer frente a su adquisición. El nuestro es un país con un gran potencial de energía renovable y eléctrica. Aun así, convendría reforzar los puntos de carga y las ayudas para comprar un coche eléctrico en España. Pero empecemos desde el principio.

¿Qué es y cómo funciona el coche eléctrico?

El vehículo eléctrico es un vehículo propulsado por energía eléctrica. Existen dos tipos energéticos:

  • Versión pura. Esta versión se caracteriza porque el total de su fuente energética proviene de la electricidad. Funciona como cualquier aparato electrónico como el móvil o la televisión, por ejemplo.
  • Versión híbrida: Esta versión combina la dualidad eléctrica con la de gasolina. Este tipo de vehículos se recomienda para coches que tengan que hacer largos recorridos y precisen de un punto de carga más a menudo. Gracias a la versión híbrida también pueden combinar el consumo de gasolina.

El único punto importante a tener en cuenta es punto de recarga. Es necesario tener un punto de recarga, ya sea en tu parquing privado o en la vía pública. Esta necesidad despierta otro problema y es que existe una escasez de puntos de recarga en las ciudades. Aunque, con el tiempo, los ayuntamientos deciden apostar tímidamente para este tipo de transporte.

Hoy en día en España solamente el 0.41% del total de ventas de vehículos son de coches eléctricos. Eso significa que durante el 2016 solo se matricularon en España 4.746 vehículos.

Nadie niega que el futuro está en las energías renovables. En pocos años, la mayoría de los coches serán eléctricos y este será un punto a tener en cuenta a la hora de comprar un coche.

Nos encontramos delante un cambio de tendencia y de uso. En poco tiempo nos tendremos que adaptar a un nuevo estilo de vida.

 

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.