El jet lag y el cambio de estación al viajar a otro continente

Viajar a un país lejano puede ser una increíble aventura, pero conlleva algunos inconvenientes. Los más importantes son, sin duda alguna, el jet lag y el cambio de clima porque pueden afectar a tu salud y estado físico y arruinarte todo el viaje. Eso, claro está, si no estás preparado para ello. Por eso, hoy queremos explicar cómo hacer frente a estos “males del viajero”. ¡Comencemos!

Consejos para combatir el jet lag

Antes del vuelo

Lo más importante para prevenir el jet lag es realizar un pequeño plan de preparación la semana anterior al viaje. Intenta acostarte y levantarte más tarde o comer a las horas en las que lo harás en el país de destino. Así el cuerpo se te irá acostumbrando al nuevo horario.

La noche anterior al vuelo aprovéchala al máximo,e intenta dormir, al menos, más de siete horas. Por supuesto, intenta que sea un sueño lo más relajado y reparador posible, no es ocasión para estar de los nervios.

Para dormir bien es importante que nada te quite el sueño, así que intenta no dejar recados para el último momento. Hazte una lista con todo lo que necesitas para el viaje y elabora un planning con todas tus tareas antes de tu partida. Prepara tu equipaje, revisa tu documentación y tus reservas.

Viaja seguro y disfruta con total tranquilidad de esta experiencia con tu seguro de viaje. Recuerda que en FIATC te ofrecemos un seguro de viaje adaptado a tus necesidades, que cubre tu pérdida de tu equipaje o del pasaporte y lo que es más importante: te garantiza asistencia médica en caso de tener problemas de salud.

Durante el vuelo

Como hemos dicho, durante el vuelo lo más importante es que trates de permanecer despierto. Este paso es vital, para poder sacar provecho a la preparación previa que habrás hecho para el viaje. No duermas hasta que sea la hora en el país de destino.

Pero, ¿cómo aguantar el sueño? La primera idea que puede tenerse es recurrir al café. Gran error. Las bebidas con cafeína pueden afectar a los patrones del sueño y hacer que no puedas dormir más adelante. Causando, así, el jet lag.

En su lugar, intenta mantenerte distraído. Ve alguna película de acción o aventura (que no te haga dormir), lee, haz un crucigrama o habla con la gente. Y no olvides mantenerte hidratado.

Después del vuelo

Una vez hayas llegado al nuevo país, es vital que intentes adaptarte a su ritmo de vida. Asimilar tus horarios a los locales es la mejor forma de terminar de asentar tu cuerpo a la nueva zona horaria. Con ello te asegurarás de no sufrir el dichoso jet lag.

Al principio será difícil. No pasa nada. Tómatelo con calma e intenta que los primeros días sean los más descansados. Las actividades más duras mejor planearlas para la segunda mitad del viaje.

Trucos para afrontar el cambio de estación

Uno de los mejores remedios para afrontar el cambio de temperatura o de estación al viajar a otro continente es a través de los descansos y las comidas. Lo cual es genial porque también sirve para evitar el jet lag. Ponerse horarios fijos para ambas cosas facilitará que el organismo se pueda aclimatar de forma controlada.

Relacionado con lo anterior está el hecho de controlar lo que comes. Las comilonas muy grandes y fuertes serán más difíciles de digerir, y no es lo más adecuado cuando tu cuerpo se está habituando al nuevo clima.

Intenta evitar los cambios de temperatura drásticos, ya que pueden producir un fuerte choque en tu organismo. Por lo que, si en tu destino hace mucho frío o mucho calor, intenta asimilarlo de forma progresiva. La mejor forma de conseguirlo es llevando piezas de ropa variadas que poder usar a “capas”.

Recuerda también, los consejos que te dábamos para viajes de larga duración, quizás pueden irte bien también.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.