viajar por españa

La crisis del coronavirus ha transformado muchos de nuestros planes y previsiones. Las necesarias medidas de precaución y distanciamiento social están limitando nuestra capacidad para movernos. Y eso afecta, claro está, a los viajes. Por eso es buen momento para empezar a pensar planes un poco diferentes para el verano que está a punto de comenzar. Descartados los viajes al extranjero, la opción que nos queda es mirar hacia las maravillas que ofrece España. Un país con paisajes de lo más variados y destinos de todo tipo.

En el siguiente artículo vamos a dar algunas ideas para conocer lugares tranquilos y donde evitar, en la medida de lo posible, las grandes aglomeraciones de gente. Destinos perfectos para pasar unos días, siempre siguiendo todas las precauciones pertinentes, en los próximos meses de verano.

Zumaia y la costa guipuzcoana

A apenas media hora en coche desde la elegante San Sebastián se encuentra un tramo de costa cantábrica literalmente espectacular. Hablamos del Geoparque de la Costa Vasca (Geoparkea), un trozo de litoral salpicado de acantilados y estratos rocosos con millones de años de antigüedad.

Viniendo desde San Sebastián, la capital de la provincia de Guipúzcoa y uno de los destinos más visitados del Norte español, nos topamos con Zumaia. Este precioso pueblo de tradición pesquera no es ni mucho menos un desconocido para los turistas, pero ofrece una mezcla perfecta de tranquilidad, naturaleza y paisajes espectaculares.

Además del casco histórico de esta villa, otra parada obligatoria en esta localidad es la punta de Algorri y la ermita de San Telmo, con vistas privilegiadas del Cantábrico. Zumaia es además un lugar perfecto para pasar unos días disfrutando de sus playas, su gastronomía. Y también es perfecto para ir recorriendo el resto de pueblos que aparecen siguiendo la carretera de la costa guipuzcoana, en dirección a Bilbao: Deba, Mutriku, etc.

costa guipuzcoa

La Ribeira Sacra

Galicia es conocida por sus ciudades monumentales (como Santiago de Compostela) y su preciosa costa, plagada de tranquilas playas y restaurantes donde hincharnos a comer mariscos y otras delicias del mar. Pero el interior gallego cuenta con numerosos atractivos que nada tienen que envidiar a los destinos costeros. Un ejemplo perfecto de esto es la Ribeira Sacra, una región situada en los límites entre las provincias de Ourense y Lugo.

Este territorio está marcado por el cauce de los ríos Miño y Sil, que forman sinuosos trazos entre los bosques típicamente verdes de esta región. El cañón de este último río es una de esas maravillas que existen en la península y que muchos todavía desconocen. Además, la Ribeira Sacra esconde un patrimonio histórico con varios monasterios centenarios: Santo Estevo, San Pedro de Rocas, Santa María de Montederramo…

A ello se une la arraigada cultura del vino, que se observa en los innumerables viñedos que pueblan estas montañas y en la amplia variedad vinícola que ofrece la D.O. Ribeira Sacra, desde el delicioso albariño al refrescante godello. Tampoco nos podemos perder pueblos como Quiroga, A Teixeira, Carballedo, Castro Caldelas o Monforte de Lemos, principal localidad de la zona.

La costa onubense: de Huelva a Ayamonte

El tramo costero que va desde Huelva hasta la frontera con Portugal ofrece algunos de los pueblos y playas más tranquilos de la esplendorosa Costa de la Luz. En esta región las casas blancas brillan bajo el sol veraniego y el viento del Atlántico ofrece una tregua al intenso calor de los meses veraniegos.

Más allá de la animada Punta Umbría destaca el pequeño pueblo de El Rompido, al que se llega tras atravesar paisajes repletos de pinos y de dunas. Desde esta antigua localidad pesquera, donde hoy abundan los hoteles y residencias veraniegas de lujo, se puede llegar fácilmente al paraje natural de las Marismas del Río Piedras, un espacio protegido frecuentemente visitado por aves migratorias y otra fauna. Al otro lado del parque empieza una larguísima extensión de arena, con playas como la de Islantilla y la Redondela, muy familiares. Un poco más adelante está la playa de Isla Canela, otro arenal para disfrutar del Atlántico en todo su esplendor.

La última parada de esta ruta es Ayamonte, separado de la frontera portuguesa por el río Guadiana y una localidad con una arquitectura muy característica: paredes blancas, bonitas plazas y casas de azulejos. En este lugar el aroma portugués se palpa en el ambiente y en una gastronomía rica en conservas, salazones, mariscos y pescados de las aguas del Atlántico.

costa de la luz

La Alberca y la Sierra de Francia

En la provincia de Salamanca se sitúa una comarca repleta de historia, naturaleza y pueblos de ensueño. La Sierra de Francia linda con la provincia de Cáceres y es otra escapada de interior ideal. Sobre todo para pasar unos días este verano de descanso y tranquilidad. El máximo estandarte de esta zona es La Alberca, su capital y un habitual en las listas de los pueblos más bonitos de España.  Esta localidad cuenta con numerosas viviendas de los siglos XVIII y XIX todavía en uso. Además tiene una preciosa Plaza Mayor, a donde se llega tras recorrer estrechas calles empedradas.

Pero los atractivos de la Sierra de Francia no se acaban aquí: esta zona es un lugar ideal para practicar senderismo o hacer bicicleta de montaña. Son numerosos los senderos que recorren esta sierra, que esconde también fortalezas y otras construcciones medievales, además de algunas antiquísimas explotaciones mineras de época romana.

Una opción perfecta para conocer esta región es alojarnos en una casa rural, que nos sirva como base para recorrer otros pueblos cercanos. Entre ellos destacan San Martín del Castañar, Miranda del Castañar y el encantador Mogarraz. Si queremos disfrutar de una excelente vista panorámica de la comarca la mejor opción es subir a la Peña de Francia, situada a más de 1.700 metros de altura.

Compartir:
Escrito por: FIATC Seguros
En FIATC trabajamos desde 1930 con una misión: diseñar y ofrecer servicios de previsión que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Y lo hacemos a través de nuestras actividades principales: los seguros, la salud y el servicio a las personas mayores.